El águila

Por: El Olmeca

La luna brilla en la obscura noche,
las estrellas danzan en el negro cielo,
mi corazón se regocija cual feroz alimoche
escuchando dulces melodías mientras vuelo.

Vuelo velozmente en el cielo,
sin rumbo y sin persecutores,
vuelo con grandes y extraños dolores,
sintiendo la brisa nocturna como hielo.

Veo a mis pies el bosque y las montañas,
veo animales en manada,
veo ríos fluyendo hacia la nada
que son como una casa para las pirañas.

Hay asesinos feroces y crías inocentes, todos duermen en las tinieblas juntamente.
Ciervos junto a cazadores valientes
poblando los bosques del occidente.

En el cielo hay una vista panorámica.
Aterrizo y duermo en las tinieblas.
Entro a una tierra enigmática,
y sueño que vuelo sobre la noche muerta.

admin