Te fuiste

Por: Casandra

Te fuiste y llegó el invierno.
El cielo está iluminado
por una luz tenue,
el frío recorre las calles
y yo no estoy abrigada.
Antes todo era brillante.
Las risas resonaban por los parques,
mis palabras tenían un hogar seguro.
Ahora solo escucho
el rugido de los vientos
que pelean.

Las memorias
como un péndulo
me recorren lentamente.

Las gotas saladas caen
por la ventana de mi hogar,
dejándome perdida.

Ya no estás abrazándome,
pero me abraza tu memoria.

admin