El Zorrillo Negro bajo ataque

Por: Richardson

Había una vez un pirata llamado Pánfilo que tenía fobia a los animales. Él tenía un barco grande de color café, apodado “El Zorrillo Negro”, con bandera de pirata y un letrero grande que decía: “prohibido traer animales”. El apodo era porque tenía fama que el barco apestaba a zorrillo todo el tiempo.

En ese barco ya habían viajado muchos tripulantes con historias tenebrosas en su vida. Durante las noches, cada quien contaba sus anécdotas.
Pánfilo no dejaba que subieran ni pericos, ni changos, ni víboras a su barco. En verdad, se ponía nerviosísimo y muy furioso si alguno trataba de subirse con algún animal. Pero un día, mientras navegaban por el mar, aparecieron cientos de cucarachas. La gente empezó a correr de un lado para otro, estaban desesperados, el barco estaba infestado de bichos horripilantes que además volaban. Eran una especie de cucarachas voladoras.

El capitán Pánfilo comenzó a sentir que los bichos se le trepaban. En ese instante saltó del barco al agua. Estaba asustadísimo, jamás pensó que algo así pudiera subirse a su barco. Era toda una plaga de cucarachas. Gritó y gritó que cerraran los camarotes del barco para que no se metieran ahí, pero fue demasiado tarde. Ya había cucarachas por todos los cuartos.

Se vino la noche, y empezó una tormenta, la marea subió y el barco seguía lleno de cucarachas. Todos intentaban buscar un lugar seguro para cubrirse del agua y de los bichos. El capitán había declarado una emergencia. Pedía auxilio a barcos que pasaban, pero nadie lo ayudaba. “El Zorrillo Negro” estaba navegando a la deriva, sin capitán al mando.

Al día siguiente de la tormenta salió el sol, había más calma, pero todo estaba de cabeza, aparecieron unos peces muertos en la cubierta del barco y sirvieron como carnada para juntar a las cucarachas. Al poco tiempo se juntaron todas y Pánfilo pudo atraparlas. Después de ese día las reglas del barco cambiaron.

Nadie podía comer en los camarotes, las puertas de los cuartos tenían que estar cerradas, eso serviría de refugio por cualquier evento de este tipo. También limpiaron el barco con muchos productos de limpieza. El barco de Pánfilo se hizo el barco de piratas más famoso por ser el más limpio del mundo.

admin