El mundo de la magia

Por: Celeste

Hace muchos años habían cinco haditas llamadas Amanda, Andrea, Elian,Natalie y Hannah. Ellas eran amantes de la naturaleza por eso viven en el Amazonas que es muy bonito.
Las hadas como son tan amantes de la naturaleza que no la pueden matar, tenían que crear hojas de magia también creaban cuentos de su vida.

Las haditas les cumplieron sueños a los niños que eran muy felices. Para lograrlo las hadas tenían que tomar un curso de 10 horas para cumplir con los sueños de los niños y poder ser hadas mágicas. Las hadas al nacer se vuelven hermanas aunque no sean de los mismos padres. Las hadas son únicas porque pueden hablar con los animales feroces como el oso, león, puma y jaguar.
Cada una de las hadas tiene un trabajo: Amanda hace las varitas mágicas , Elian hace los juegos para los niños, Natalie hace el polvo mágico para las hadas, Andrea hace las casas para todas las haditas, Hannah hace la ropa para hadas y humanos. Si una necesita ayuda todas las haditas van y lo hacen.
Un día en el Amazonas un volcán explotó y expulsó lava, ese día fue lunes 26 de agosto en la mañana a las 7:00.
Las hadas no podían reparar el volcán con su magia porque estaba muy caliente, además de que ya no podían seguir viviendo ahí porque la lava había destrozado sus casas. Tuvieron que irse a otro bosque, ya no podían volver a vivir en otro lugar con un volcán.
Después de la erupción del volcán las Haditas se mudaron al bosque llamado “La Suerte”, estaba en la parte norte de América. Las haditas salían todos los días a jugar a las escondidillas, atrapadas etc.
A un lado de la casa de las hadas estaba un lago con agua transparente donde nadaban hermosos delfines y sus familias. También en este bosque vivían lobos mexicanos, 2 rinocerontes blancos machos, una familia de rinocerontes grises miniaturas, cariñosos elefantes hindúes que hacían shows para la haditas en su hora libre, monos aulladores medianos y casi todo el día aullaban. Las haditas les pusieron polvos mágico para cuidarlos, cuando alguien trataba de lastimarlos o matarlos la persona se moría, pero si un animal quería ser juguetón y cariñoso con él entonces no se moría, sino que se pasaba la magia y así nunca un animal se podría extinguir.

admin