Una casa embrujada

Por: Antrax

Había una vez un niño llamado Jack que vivía al sur de New York en el vecindario Blistonian, él iba a la escuela Frankfurt, la mejor escuela en ese momento.
Era un niño muy inteligente pero lo molestaban todos los días. Tenía una hermana que se llamaba Mia, un perrito de nombre Snappy, su mamá que se llamaba Olivia y su papá Mike que era detective había muerto en un choque.

Un día Jack estaba en el camión para ir del colegio a su casa cuando un niño le dijo eres un nerd, Jack bajo muy enojado, abrió la puerta de su casa y la cerró dando un portazo, llegó su mamá y le dijo “¿Otra vez te molestaron?” Jack asintió con su cabeza y se fue corriendo a su cuarto a meterse a su cama.
Al día siguiente volvió a pasar lo mismo, el mismo niño lo volvió a molestar y le volvió a decir nerd, cuando Jack llegó a su casa su mamá le comentó: “tengo buenas noticias, pero muy buenas noticias” ¿cuáles son? preguntó Jack.
Nos vamos a cambiar de casa, nos vamos a vivir a California. Jack se puso a brincar de la felicidad estaba más feliz que nunca, ¿cuándo nos vamos? preguntó y su mamá le dijo el viernes de la siguiente semana.
Para Jack los días pasaron más lento que nunca, los minutos parecían horas y las horas días, cuando por fin llegó el día se fueron al aeropuerto; el vuelo tardó varias horas y cuando llegaron a su nueva casa estaba todo arreglado, parecía una obra de fantasmas. Al día siguiente se fue a ver la tele, oyó un ruido y volteo a ver pero no había nada. Se volvió a escuchar y nuevamente no había nada. Pensó que era Mía, le gritó “¡déjame en paz! pero nadie contestó. Volvió a escuchar un ruido pero ahora sonaba diferente “uuuiiiiii”. Empezó a buscar por todas partes pero no había nada. Al poco rato alguien lo tocó por atras, volteo y vio que era un zombie. Salió corriendo tomó su pistola de agua, su pistola nerf y una espada de minecraft para combatirlo; fue en busca del zombie le disparó con la pistola de agua hasta que desapareció, fue corriendo con su mamá y su hermana ¡esta casa está embrujada! les dijo y las llevó para que lo vean.
Cada uno tomó un arma para combatir a los monstruos que empezaron a salir en forma de fantasmas, zombies, hombres lobo, brujas, etc. Cuando les dabamos desaparecían por lo que disparamos hasta que los monstruos se acabaron. Después de esto mi mama dijo “volvemos a la casa en New York” yo contesté que estaba de acuerdo pero que tenía que ser en otra escuela en la que no me molesten. Ella dijo que no me iba a cambiar de escuela: “tienes que enfrentar a los niños igual con la misma valentía con la que enfrentaste a los monstruos para que aprendan a no molestarte y te respeten”.

admin