Sofía y el hada mágica

Por: Magia de hada

Hace mucho tiempo había una niña que se llamaba Sofía y en la escuela la molestaban porque era muy tímida lo cual no le importaba a Sofía porque sabía que algún día lo dejarían de hacer. Sofía era una niña muy aventurera, había vivido de todo tipo de aventuras.
La niña que la molestaba se llamaba Emily, siempre que la molestaba gritaba los secretos de Sofía.

Un día Sofía fue al bosque y se encontró a una hada llorando, se asombró al verla porque cuando se acercó vio que tenía el ala rota, de inmediato Sofía quiso ayudarle. Pensó la mejor forma de hacerlo, hasta que se le ocurrió pegársela con sábila de árbol, estaban muy contentas porque el plan había funcionado de maravilla. El hada le agradeció y le dijo que una manera de agradecerle sería dándole tres de sus poderes, Sofía le respondió que no, sin embargo el hada insistió. El primer poder era convencer a la gente, el segundo era tener poder de agua y el tercero volar. Cuando el hada terminó de hablar desapareció, y Sofía se fue a su casa.
Al día siguiente Emily volvió a molestarla, en ese momento Sofía se acordó de los poderes que el hada le había concedido, ella pensaba que todo había sido un sueño y le dijo a Emily que ya la dejara de molestar y en ese momento paró, fue entonces cuando empezó a dudar que había soñado, porque no volvió a molestarla.
Luego al llegar a su casa, le contó todo a sus papás sobre el hada que vio, pero por su supuesto no le creyeron. Fue a la escuela y Emily llegó enseñando sus maquillajes y entonces Sofía quería quitarle la atención a Emily, así que empezó a volar, y todos se asombraron, hasta querían ser sus amigos, se acercaron y le preguntaron que cómo lo hace. Desde ese entonces Sofía se convirtió en la más popular de toda la escuela, hasta Emily se había arrepentido de todo el daño que le había causado.
A partir de ese día nadie ya quería ser amiga de Emily se habían dado cuenta que ella era mala persona y la dejaron sola todos los recreos.
Ahora todos querían ser amigas de Sofía, al ver esto Sofía decidió invitar a comer a Emily pero ella no quiso se sentía muy celosa y frustrada.
Cuando se fueron de campamento, prendieron una fogata la cual causó un gran incendio. Sofia lo apagó con sus poderes de agua, sin su ayuda no sé qué habría pasado, todos se acercaron a ella y le preguntaron que dónde consiguió esos poderes, no dejaban de insistir. Sofía no sabía si contarles la verdad porque seguro que no le iban a creer como le ocurrió con sus padres. Insistieron tanto que decidió contarles. Todos quedaron asombrados y quería ver al hada, ella dijo que eso no se iba a poder.
Al día siguiente despertó para ir a la escuela y todos querían estar con ella.
Empezó a usar tanto sus poderes que se volvió famosa porque ayudaba a los niños en no hacer bullying y era una superheroína, Emily y Sofía acabaron siendo mejores amigas porque se dio cuenta que para llamar la atención y ser la más popular no tienes que ser mala persona. Lo que te hace popular es ayudar a la gente y ser una buena persona.
Esa noche cuando Sofía estaba a punto de dormir volteó a la ventana y volvió a ver una hada volar, cerró los ojos y le agradeció haberle dado esos poderes.

admin