Las preguntas de los jueves

Por: Carol Lewis

Soy una niña de ocho años y tengo muchas preguntas sobre mi apellido. Son cinco. Ya sé que son muchas.
Primera pregunta: ¿Por qué algunos judíos tienen el apellido Gittler?
Segunda pregunta: ¿Por qué el que empezó la guerra se llamaba Hitler?

Tercera pregunta: ¿Por qué yo me apellido Gittler?
Cuarta pregunta: ¿Por qué la gente siguió a Hitler?
Espera un segundo, tengo una prima que también tiene el apellido Gittler pero no es el primero ni el segundo, sino el quinto o sexto. (Ésta cuenta como mi quinta pregunta).
Empiezo: el primer jueves le pregunté a mi abuelita en la noche, ¿por qué los judíos tienen el apellido Gittler? y me contestó que los judíos tienen el apellido desde antes que iniciara la guerra.
El segundo jueves le pregunté ¿por qué el que empezó la guerra se llama Hittler? y antes de contestarme se rió algo parecido a esto: “¡ja, ja, ja, ja, ja, ja!”
-¿De qué te ríes? -pregunté. Y mi abuelita me dijo:
– Es que no se llama Hittler, se llama Adolfo.
El tercer jueves que la vi le pregunté ¿por qué tengo el apellido Gittler? y ella me dijo que porque proviene de mi tatara, tatara, tatara, ¡TATARA, TATARA ABUELO!
El cuarto jueves le pregunté ¿por qué la gente estaba un poquito, mejor dicho, muy, muy, muy loca?
Y el quinto jueves no le pregunté a mi abuela, le pregunté a mi prima ¿en qué lugar tienes el apellido Gittler? y me dictó:
-Braun, Capuano, Golfeder, Maya, Guittler, Capón.
Pensarás: ¿Por qué me hago tantas preguntas sobre mi apellido? ¿Te digo la verdad?…
Tengo muchas preguntas sobre mi familia, sobre su historia. Preguntas sobre la historia grande que envuelve la historia pequeña mía y de mi familia.

admin