El muñeco Bobby

Por: Súpersary

Había una vez un niño muy chiquito que se llamaba Isaac, él tenía 2 años y sus papás le regalaron un muñeco, lo quiso llamar Bobby. Jugaba con él todas las tardes, para él era muy divertido jugar con Bobby. Isaac fue creciendo y decidió que Bobby su muñeco iba a ser su mejor amigo.

Un día se fueron de viaje e Isaac se llevó a Bobby al viaje; se divirtieron mucho. En esos días fue el cumpleaños de Isaac y durante el viaje festejaron, cuando prendieron las velas del pastel, se quemó Bobby, entonces, Isaac empezó a llorar y le pidió a su papá que se lo arreglará. El papá se tardó un día arreglándolo, pero el niño extrañaba mucho a su muñeco, entonces su papá se lo dio, Isaac nunca estaba contento con lo que tenía, quería que todo fuera perfecto.

Entonces un día, cuando fue al trabajo de su papá, Isaac agarró un líquido para echárselo a su muñeco, pensando que se hiciera perfecto, pero en vez de que se hiciera perfecto, cobró vida y era un desastre, Isaac todavía no se daba cuenta.

Llegó la hora de dormir e Isaac se durmió con el muñeco, el muñeco despertó, miró a Isaac y pensó: – No quiero hacerle daño, me ha dado muchas cosas.- Se recostó a su lado y se durmió junto a él.
Al siguiente día Isaac se dio cuenta de que Bobby tenía vida y se espantó muchisísisimo, entonces le preguntó: -¿De verdad, estás vivo, ere real?, no te haré daño solo promete que tú tampoco me harás daño, podemos vivir juntos y ser grandes amigos.-
Bobby le contestó: – si, me gustaría mucho, lo único que quiero es que no me tengas miedo y que tampoco me tires a la basura por estar quemado.-

Isaac le dijo que no se preocupara que todo estaría bien y que confiara.
Un día Isaac le quiso dar una gran sorpresa a Bobby ya que había visto que cuando él se iba a la escuela, Bobby se quedaba triste, entonces,
Isaac compró otro muñeco igual a Bobby, lo llamó Tom, le agregó el líquido mágico y se hizo igual que Bobby. Cuando Isaac le presentó a Bobby a su nuevo hermano Tom, le encantó la cara que hizo de gusto por tener con quien compartir y disfrutar aventuras nuevas.
Y fueron felices para siempre.

FIN

admin