Las princesas también van a la escuela

Por: Ariel

Había una vez unas princesas que se llamaban Cenicienta, Ariel, Elsa, Ana; un día las princesas se fueron a la escuela, las cuatro se fueron a su salón de clases y en el recreo, al salir las cuatro se encontraron, en eso, Ariel le pegó a Cenicienta sin querer, entonces Cenicienta le gritó y se empezaron a pelear; Cenicienta le dijo que era la peor, después le dijo a todas que vayan a jugar a los juegos y Ariel les dijo a todas perdón y se fueron felices a sus casas.

En el fin de semana se juntaron todas las princesas y en la noche fueron a cenar, a Cenicienta se le cayó el refresco y se tuvo que ir a cambiar, pero no tenía que ponerse, se puso la pijama y se durmió, sus amigas estaban preocupadas por ella.
Al otro día fueron juntas al parque y Ariel se cayó del columpio, se rompió la pierna, tuvo que ir al hospital y se tuvo que quedar ahí.
Ana, Cenicienta y Elsa se quedaron con ella, más tarde, menos Ariel, fueron a investigar al laboratorio, se les cayó un líquido y se hicieron mágicas.

Ariel salió del hospital, se encontró con ellas, le pusieron el líquido mágico y fueron felices para siempre.

FIN

admin