ATRAPADO EN LA PESADILLA

Por: Hendry

Me encontraba dormido en mi cama, a media noche me di cuenta que había un botón en la pared, la curiosidad me empujó a picarlo, al oprimirlo me caí a una jungla, empecé a correr pero las lagartijas voladoras me llevaron a Marte y dos aliens me agarraron y me llevaron a un lugar donde había focas con pies, también había pájaros con manos y caballos con pies y manos;

fuimos a la guarida de los aliens y nos sorprendió un perro gigante que nos empezó a perseguir, entonces corrí a máxima velocidad pero el perro era más rápido que yo; escalé por su pelo y me metí a su oreja; salí por la otra oreja y estaba lleno de caballos con pies, focas con pies y pájaros con manos y grité: – ¿alguien me ayuda a ir a mi casa? -.
Llegó un búho y dijo: – creo que te puedo ayudar a llevarte a un castillo -, entonces dije: – ¿por qué mi dedo está desapareciendo? -.
– ¿Qué es eso qué tienes en tu mano? – preguntó el búho, – un reloj -, le conteste y el búho dijo: – hay dos caminos y te los voy a decir, el camino corto en el que hace mucho frío y el largo que es puro desierto; ¿cuál camino prefieres? -. Le dije: – el corto -, y el Búho dijo: – qué bueno que tengo plumas porque va a hacer mucho frío -, media hora después sucedió una sorpresa, – ¡ooou!, ¡mi brazo está desapareciendo!, pero ¿ya llegamos al castillo?, eso era pura basura, en mi mundo los castillos son bonitos, pero ¿qué tenemos que hacer? ¿para qué me trajiste aquí? – y el búho me contestó: – entra, el rey te espera –
Cuando entré, el rey me llamó y me pidió que vaya al desierto con él, que al llegar a la piedra, si la tocas, se abrirá un portal. Más tarde, caminando en el desierto, vi una piedra rara, la toqué y se abrió el portal que me regresó a mi cama y en ese momento llegó mi mami a despertarme.
Nunca le conté nada a mi mami para que no se asuste.

admin