La casa de los sustos

Por: Holtz

Érase una vez, una noche tenebrosa, una cabaña a la mitad del bosque. Era una cabaña vieja y abandonada, hace muchos años nadie vivía ahí.

Un día Jaime fue con sus papas al bosque a hacer una excursión, a la mitad de la noche, cuando sus papas estaban dormidos en la casa de campaña, Jaime decidió salir a explorar el bosque, ara ver si encontraba algo interesante. Poco a poco se fue alejando mas del lugar donde se encontraban sus papas y emepezó a tener miedo, estaba perdido, no sabia a donde ir. De repente a lo lejos vio una cabaña y pensó, tal vez ahí viva alguien que me pueda ayudar y regresar con mis papás. Camino hacia la cabaña, abrió la puerta, entro y escuchó el sonido más aterrador: ¡Logré atraparte y ahora voy a cenarte!

Jaime no sabia que hacer y corrió y corrió, hasta q por fin llego de nuevo al campamento donde estaban sus papás, quienes muy asustados le preguntaron ¿que había pasado?. Jaime les platicó lo que había escuchado en la cabaña del bosque. Entonces decidieron ir los tres juntos a investigar que pasaba ahí, y de donde venía ese sonido, pero por mas que buscaron y buscaron, no encontraron de donde venía.

Cuando salieron de la cabaña se volvieron a perder en el bosque y después de un tiempo encontraron el lugar de su campamento.
Decidieron que a la mañana siguiente, iban a ir con le guardabosque para investigar que estaba pasando en la cabaña.

Muy temprano en la mañana, todos juntos fueron a la cabaña, entraron, buscaron y buscaron y el guardabosques encontró una puerta secreta, q se abría al mover una piedra. Todos juntos entraron y descubrieron que de donde venia el sonido era la voz de un chango que le estaba hablando a su comida y le decía: “Logre atraparte, ahora voy a cenarte”, todos comenzaron a reír y jugaron con el chango.

Regresaron a su casa y todos vivieron felices para siempre.

admin