El palacio lejano

Por: Princesita

Había una vez una princesa y un príncipe que vivían en un palacio, en un lugar muy lejano y había muchas personas que querían conocerlos; pero llegar ahí era muy difícil, tenían que pasar por lugares muy complicados; muchas personas lo intentaron, no pudieron y se rindieron.

Las personas que lo lograban, al llegar al palacio, conocieron al príncipe y a la princesa y fueron invitados a sentarse a la mesa con ellos para disfrutar de una deliciosa comida pasando un momento muy bonito.
Las mujeres usaban vestidos elegantes, como el de la princesa y los señores se vestían con un traje como el del príncipe.
Después del banquete, iban a conocer el palacio y como tardaban mucho y era muy tarde, los príncipes los invitaban a descansar en el palacio.
Al otro día, había un desayuno muy rico y después de desayunar, todos juntos salieron al parque y se divirtieron mucho.
Las mujeres se iban al supermercado en donde compraban ricas frutas, maduros vegetales y pescado muy fresco y los hombres a jugar. Las mujeres llegaban al palacio con muchas cosas y empezaban a cocinar algo delicioso.
Al finalizar el día, todos tenían que regresar a sus casas, se ponían un poco tristes porque se iban a extrañar lo que vivieron; se despedían y agradecían a los príncipes por su amabilidad y lo bonito que la pasaban.

admin