El castillo desaparecido en el tiempo

Por: Escritor del tiempo

Hace mucho tiempo, había un pingüino, hijo del rey de los pingüinos. Él tenía un hijo que no le hacía caso.

Un año después, el papá murió y el hijo se arrepintió de haber sido malo con su papá y sobretodo de haber sido desobediente. Como ahora ese hijo ya era el rey, decidió buscar el castillo del tiempo y pensó en encontrar la ubicación real, porque ahí había muchas maquinas del tiempo.

El rey mandó a muchos investigadores para buscar el castillo del tiempo, que también era conocido como “el castillo desaparecido”. Los investigadores lo encontraron y al instante le fueron a avisar al rey, quien mandó a su ejército para que fueran al castillo del tiempo.

Cuando llegaron, vieron que afuera había guardias y dragones. Entonces el general de los pingüinos y su ejército lucharon y lucharon, hasta que el general logró entrar, se robó la máquina del tiempo y él, junto con su ejército se fueron a toda prisa.
Inmediatamente pusieron a funcionar la máquina del tiempo y los del ejército del rey pingüino le dijeron a la máquina: ¡Por favor! ¿Puedes destruir el tiempo?… pero en ese momento ya era demasiado tarde.

En ese mismo momento, el rey pingüino entró y le dijo a la máquina: “regresa a mi papá”, pero el señor del tiempo agarró al rey pingüino y junto con la máquina del tiempo se fue inmediatamente a otra época.

Entonces el rey aprendió su lección.

admin