¿La vida es bella?

Por: Anónimo

Querido diario:
Hoy me encuentro en el lugar más bello jamás visitado, es otoño, hay un hermoso lago y una pequeña mesa. Aquí me siento yo a observar a las aves, hay todo tipo de aves. También hay caballos algunos cafés y otros blancos, todos son hermosos. Aquí conocí a un hombre que me contó la historia de este lugar y te la cuento para que jamás sea olvidada.

Hace muchos años la tribu de los Huicalas decidió que era hora de cambiar de lugar ya que la cosecha no iba nada bien. Navegaron por días y meses asta que pr fin encontraron la tierra. Cuando llegaron se dieron cuenta de que esa tierra era mágica, ahí todo era posible, todo era hermoso, todo era perfecto.

Tiempo después empezó a llegar más gente, gente muy diferente y gente muy parecida.
Pero había algo extraño, la gente seguía llegando y jamás se iba. Entonces se dieron cuenta de que la gente tampoco se moría pero el espacio jamás se agotaba.

Un día llegó una señora con Rastas y piel morena que llevaba cargando una canasta en la cabeza e iba vestida de blanco, les dijo a todos “bienvenidos a la nueva etapa, bienvenidos a la muerte”.

Ahí fue cuando yo me di cuenta de que estaba muerto y de que pronto llegaría un miembro de la tribu Huicala para darme la bienvenida a mi muerte.

admin