Nuestro error

Por: Omagilop

El ruido ensordecedor de los pájaros en la mañana
nos recuerda que somos invitados en este mundo.
Pero no sabemos por quién.
Ni por cuánto tiempo.

Acostados en el fondo del mar,
pensamos que estamos solos.

Pero miles de vidas nos observan,
y nos ven, y nos sienten.
Y su ruido ensordecedor
nos demuestra su presencia.

Sólo somos una brisa del mar,
una ola que se revienta en la playa,
un pollito que se despierta.

Y si nos perdemos,
y si creemos que somos algo más…
el ruido ensordecedor de los pájaros
nos recuerda nuestro error.

admin