Lágrimas secas

Por: Ángel Sinrumbo

Atravieso la noche en
Silencio, poniendo los sollozos
En el pequeño baúl dónde
Llevo tu esencia y efímera presencia.

Te fuiste, un día soleado,
Cuando corría un viento
Fresco y las sonrisas
Que habían brotado en la

Víspera se precipitaron al
Asfalto. Fui llevado al
Parque sin considerar que
Pendía una amenaza sobre

Lo nuestro, tan recientemente
Nacido, tan querido y tierno.
No tuve fuerzas
Para rebatir, sólo atiné citar

Canciones y poemas, pero
Ya estaba escrito que en esa
Tarde soleada, con viento
Fresco te iría tras tu libertad.

Por eso me he embarcado
En la noche, doblando
Los sollozos y colocándolos
Al lado de las risas y los dos

Únicos bailes que pudimos
Disfrutar. Mientras la nave avanza,
Yo lloró con lágrimas secas
Pues tu amor fue tan efímero

Que no me dio tiempo de
Humedecer el llanto con
Los recuerdos. La amargura
Se ha llevado las pocas

Lágrimas que guardaba
y sólo me queda para
ofrendarte lágrimas secas,
hechas de sal y tristeza.

admin