El dolor de este mundo

Por: Anónimo

Nuestro mundo ha presenciado varios eventos de celebraciones que incluyen eventos deportivos, premios de cine y otras actividades tan monumentales en el que todo el mundo nos hemos involucrado y las celebramos con toda alegría pero también existen aquellos eventos mundiales que no son tanto de celebración, sino eventros tristemente llamados tragedias y son las que han enfermado a este mundo afectando a muchos pueblos de la humanidad,

la Historia ha sido la testiga de todos estos hechos trágicos que se cuentan por medio de imágenes, libros, medios de comunicación, en la actualidad han surgido nuevos medios tan modernos como el uso de internet o incluso los teléfonos móviles ya se han convertido en un medio de comunicación y que hacen que todos estos transmitan la noticia en tan solo unos segundos, las tragedias comienzan cuando hay problemas entre los pueblos, cuando hay diferencias entre la gente por sus ideales, posturas, colores, costumbres, religión y cuando se marcan diferencias en el que solo existe el «yo» es cuando todo comienza, creando una destrucción entre la humanidad a través de Guerras sociales en un principio, posteriormente como avanza el divorcio de socialización, se convierten en Guerras de armas, de sangre, de muerte, de ideas, provocando una inestabilidad social y económica y una manifestación de la intolerancia ante tanta diversidad por la falta de valores que no se siembran en los hogares y que a través de una quizás mala educación, es cuando actualmente debemos hacernos una pregunta ¿Qué estamos haciendo nosotros? ¿Cuáles son los valores reales en una familia, en una cultura? La respuesta es tan simple, pues estos valores solo son en pensar en tener nuevas tecnologías, en innovar, en estar a la moda, pero nunca pensar que a veces estas innovaciones han logrado romper las relaciones sociales ¿Qué está pasando con la humanidad? ¿Cómo nos estamos educando o cómo estamos educando a nuestros hijos? ¿Cómo reactivaremos una educación moral sin tanta violencia, sin tantos vicios, sin tanta vulgaridad?
Todo empieza en el hogar y no nos vayamos tan lejos, también aquellos lideres políticos, juegan un papel importante ante la sociedad, porque son los representantes del país y lo único que hacen es solo hablar de la lucha contra la corrupción, hablando muy bonito, pero en el fondo con mucho egoísmo y un lenguaje muy populista, que también generan el gran dolor del mundo por su falta de capacidad y por crear una división entre su sociedad, donde nos faltamos al respeto y donde hoy en la actualidad ya no da pena hacer cosas prohibidas, de exhibirse a través de la tecnología, ante el mundo y para ser famoso por unos segundos y sentirse como parte de la sociedad pero al final pasa de moda y por lo que realmente es que somos irreales por la perdida de valores, de hermandad y que poco a poco van formando los elementos básicos de una bomba de destrucción masiva de la sociedad, creando injusticia, creando rabia y volvamos a los medios de comunicación que también son los protagonistas principales que avalan y promocionan la violencia a través de series, películas, considerándo todo esto como algo ya normal en cada nación, algo así como «open mind» (mente abierta) ¿Normal? Si por una parte los medios hicieran mayor labor en sus contenidos, no generarían tantas tragedias, más muertes y más promoción de sangre que genera un luto.
¿Por qué lo hacen? Esto para ganar grandes ratings y dinero y no aceptar la realidad, de los problemas reales, hoy gente jóven y gente mayor se preocupan más por tener el mejor teléfono móvil, el mejor carro, pero ¿Qué hay de sus relaciones con la sociedad y con su propia familia? Nada, ahora las relaciones se han convertido en algo electrónico ¿Qué está pasando? lo que debemos pensar, es aceptar que hay una falta de madurez de la sociedad que no tolera competencia y que solo vale el materialismo, la solución es estar más en contacto, en integrarnos, en olvidar envidias, en dejar de valorarse por tener más cosas o por decir que ya conquisto el mundo a través de sus viajes, la respuesta es trabajar en uno mismo y aceptar que hay otros mejores que él, pero que también tiene que tener una relación con su contrincante, empecemos a madurar, a aceptarnos para que pronto este mundo se cure y esté lleno de salud social.

Escrito por Jaime Levit

admin