La ansiedad de la primera vez

Por: Sonidos urbanos

La ansiedad de la primera vez.
Para mi resulta poco usual hablar de ansiolíticos, en realidad se poco de ellos y sus efectos, la referencia más clara está en que no son buenos, que causan adicción, por otro lado, se dice que bien manejados y sin abusar te ayudan a tranquilizarte y salir de la situación de angustia o ansiedad que te invade en ese momento.

Todo es ajeno hasta que llevas más de una semana de insomnio tremendo, tu cabeza no frena nunca y tampoco encuentras una solución, me rindo busco ayuda de un profesional y sin miramientos me recomienda un ansiolítico por un par de días con la seguridad que esto calmara mi estrés.
Y entonces comienzo a indagar un poco sobre que son, de que se trata, te das cuenta que muchos saben, pero pocos dicen que lo han consumido, la amplia gama que existen, desde gotas hasta pastillas e inyecciones, siempre hay quien cuenta sobre el conocido que no lo pudo controlar o el que logro salir de la situación.
Sin tantas ganas, pero con un cansancio mental y físico brutal acudí a la farmacia con la respectiva receta y el empleado te dice en broma con un tafilito va a dormir como nunca, sin respuesta y una expresión de que te importa tomo la caja y emprendo el camino a casa.
Empiezo el debate interno sobre qué sucederá cuando me la tome en teoría me debe ayudar a dormir, pero mi sensación principal se debate en si saldré del escusado como Mark Renton (Ewan Mcgregor) en Trainspotting o si dormiré tan profundo como Dominik Cobb (Leonardo Dicaprio) en Inception y así poder influir en los sueños y la vida de otros , esto sin olvidar a Eddie Morra (Bradley Cooper) en Limitlees que al tomar la pastilla todos su sentidos se agudizan y la droga lo hacer “más intuitivo e inteligente” volviéndose multimillonario, pero, sin duda la mejor referencia viene de Matrix; Cuando Morfeo (Laurence Fishburne) le pregunta a un Neo (Keanu Reeves) deprimido si siente que está cayendo por el agujero negro de Alicia en el país de la maravillas y este asiente con la cabeza, después de un dialogo que habla sobre la verdad y la Matrix este le ofrece la pastilla azul y la roja…
Amanece después de ocho horas, no estoy en la Matrix y tampoco salí del escusado solo todo es más lento por un momento y la vida sigue, veamos que sucede los siguientes días…

admin