Mi perico Federico

Por: Miss Lupita

Mi perico Federico
es muy parlanchín,
y a veces un poco grosero.
Le grita a mi hermano Martín:
¡Qué guapo estás, Güero!

Mi perico Federico
es muy travieso,
hace poco se lastimó su pico
y le pusieron un yeso.

Yo estaba muy preocupada
y atemorizada,
pero luego respiré profundo
me sentí en otro mundo.

Cuando me lo dieron,
estaba muy adolorido,
yo miraba atentamente,
su plumaje colorido.

Cuando empecé a jugar con él,
me sentí afortunada,
nos subimos al carrusel,
¡ya no estaba preocupada!

Yo lo quiero mucho,
aunque sea muy flacucho,
le dí un gran abrazo
y me dio un picotazo.

Nos gusta jugar a la pelota,
si es que no la explota,
con su pico sano y fuerte,
¡vaya que me divierte!

Debemos ser conscientes
de cuidar a los animales,
siempre amarlos
y nunca abandonarlos.

admin