El viaje de un valiente

Por: Ek

Todas las noches recuerdo
cuando en mi infancia, mi madre me arropaba.
Pero cuando salía,
de melancolía y tristeza mi corazón se llenaba.
Ya no tengas miedo…
la luna me susurraba.

Ya no veas al armario,
mejor abraza tu almohada.
Y bajando tus pestañas,
verás al miedo salir por la ventana.

admin