Viaje en el aire

Por: Gabush

Era una caliente mañana en Valle de Bravo cuando mi papá y yo pensábamos: ¿Si, o no? ¿Si, o No? Estábamos a punto de tomar una decisión que nos cambiaría la vida de una buena manera y esa decisión nos llevaría a una de las mejores experiencias que viviríamos. Después de pensarlo y analizarlo por un tiempo, decidimos ¡si tirarnos del parapente!

Con los nervios en su máxima expresión nos subimos al coche y nos dirigimos a la empresa para contratar el tour; recuerdo el nombre de la empresa y de mi guía como si hubiera sido ayer. «Alas del hombre» que era la empresa a la que le iba a confiar mi vida y Manuel que era el piloto, me iba a hacer volar por el cielo de Valle de Bravo. Había algo que me alteraba un poco y era que por el clima pues íbamos a tener que esperar. No era adecuado para un vuelo en ese momento. En mi cabeza pensaba ¿ si o no? ¿ si o no? Pero si la respuesta era que no ya no había de otra…
Una vez que el mal clima pasó, nos subimos a una camioneta para ahora si ir por la aventura. Después de un viaje rocoso y movido por la montaña, llegamos al sitio de despegue. Ver a la gente disfrutar y despegar sin miedo absoluto, me calmó un poco Para cuando ya se nos había quitado el miedo llegó nuestro turno; nos pusieron nuestros arneses, nos pusieron el parapente y fuera!!! Ahhhh! fue mi primera reacción. Después de eso estaba calmado y no me podía imaginar como estaba pensando en no hacerlo ¡era increíble! Después de una de mis mejores experiencias aterrizamos y no podía parar de pensar ¡lo hice! ¡lo hice! ¡estoy vivo! No podía esperar para volver a hacerlo, pero esta vez con toda la familia, porque compartir experiencias así con la familia es increíble. No me arrepiento ni un poquito de haberlo hecho. Cómo había dudado en si hacerlo o no hacerlo. ¡Obvio si!…Después de ese día volví y lo hice con toda mi familia y como la primera vez fue algo increíble!

admin