El abuelo ejemplar

Por: Tatanus

Quiero contarles lo especial que era mi abuelo Meir, el papá de mi papá.
Mi abuelito Meir nació en el año 1946 en Argentina. Cuando era un joven, llegó a México y se casó con mi abuelita Raquel, que era una mujer muy especial, guapa y muy inteligente.

Cuando mi abuelo la conoció supo que con ella iba a poder formar una buena y bonita familia y así fue: nacieron tres hijos, dos niños y una niña. El hijo mayor se llama Moshé, luego sigue mi papá Shelomo y la menor y única hija se llama Elisa. Vivieron un tiempo en Nueva York y regresaron a México cuando mi papá tenía 11 años.
Él era un hombre muy especial. Siempre muy alegre, buena onda, era muy bondadoso y difícilmente se enojaba y a todos los que veía les sonreía. La gente que lo conocía sentía un cariño especial por él ya que era una persona increíble.
No le era muy fácil el trabajo, ni ganar dinero; no era rico en dinero, pero en sabiduría y amabilidad era millonario. Aunque le era muy difícil sostener a su familia siempre estaba alegre con lo que Hashem le había dado y le agradecía por todo. Ayudaba a que cada judío supiera lo especial que era, que no se sintiera como todos, sino como hijo de Hashem.
Un ejemplo de lo que él enseñaba a la gente era:
– ¿Cuál es el regalo más grande que te ha dado D-os en la vida?
Algunos le contestaban: la vida, la salud, la riqueza, el amor, la sabiduría… pero él les contestaba “una persona no puede comer dos veces; tampoco puede vestirse con dos ropas a la vez, ni puede tener provecho de cada centavo, pero sí puede disfrutar de cada hijo e hija” esta respuesta sorprendía a toda la gente maravillándose al escucharla.
La enseñanza que aprendemos:
No tenemos que vivir solamente para el momento sino vivir con una finalidad divina construyendo el futuro.
Ahora mi papá, mi tío y mi tía siguen su ejemplo y disfrutan de sus hijos. Falleció a los 52 años, en 1994, y aunque murió tan joven nos dejó una gran herencia: el orgullo de ser nieta de un increíble abuelo.
Gracias a mi abuelo Meir aprendí a ser buena con todos y seguir su buen ejemplo. Espero que ustedes también hayan aprendido de él.

admin