Los malos tienen consecuencias

Por:FINTAC

Hola, me llamo Jake y estoy muy aburrido porque no tengo familia ni amigos ni casa.
Bueno, les contaré cómo esto sucedió, ¡yo!, tenía ojos verdes, pelo negro, estaba con mis amigos Alberto y José, José tenía ojos cafés y el pelo negro, Alberto tenía los ojos entre café y verde, su pelo era negro como el mío,

pero siempre se lo pintaba de azul, nuestro color favorito, José era fanático de las películas de terror, a Alberto y a mí nos gustaba el fútbol, pero no éramos como los demás niños, nosotros por alguna razón bulleabamos a la gente, llevo años pensando por qué.
Bueno, te sigo contando.
Un día por la mañana, después de jugar fútbol en la escuela fui a bullear a un nerd, cuando mis amigos y yo lo estábamos pateando, escuché una terrorífica voz que decía malo, ¡pierde malo!, ¡muere!, me quedé paralizado, Alberto me preguntó, ¿estás bien?, le contesté si, yo había pensado que fue mi imaginación.
Entramos a la clase de matemáticas, nos sentamos juntos, José, Alberto, yo y Mauricio un pelirrojo, alto, me cayó muy bien, terminando la clase de matemáticas nos invitó José a jugar videojuegos en su casa, jugamos Fifa, un juego de Fútbol y Fornite, un juego de matar que está de moda.
El papá de Alberto me llevó a mi casa, cuando llegué, no había nadie, la casa estaba desordenada, se había caído el librero parecía que un león salvaje estaba ahí, busqué a mi mamá o a mi hermana, encontré a mi hermana sangrando en el baño, cuando entré estaba muerta, junto con mi mamá, ya no tenía a donde ir, mi papá había muerto hace años, llamé a la policía, ellos me llevaron a casa de José, era tarde y estaba lloviendo.
José y yo estábamos en la cama, ya nos íbamos a dormir y me preguntó que yo cómo creía que habían muerto, le contesté, creo que asesinadas, pero hoy escuché una voz que me decía algo de morir, José se rió y dijo fue mi imaginación.
A la media noche me desperté, seguía lloviendo, cayó un rayo, se iluminó el cuarto, entre las persianas vi como la sombra de alguien, me paré, prendí la luz con mucho cuidado para que no se despertara José, me asomé por la ventana, pero no había nadie, me acosté pero no pude dormir.
A la mañana siguiente fuimos a la escuela, Alberto me preguntó que cómo estaba, le contesté bien pero triste, después de eso fuimos a la cafetería por algo de comer, lo que había de comer era pollo y arroz.
Cuando terminamos de comer, Alberto nos dijo, voy al baño, ahorita los alcanzo.
Llegamos a la clase, después de una hora empezamos a sospechar pues no había llegado Alberto.
Unos minutos después se apagó la luz, cuando por fin se prendió, no había nadie más que José y yo, le dije a José voy a buscar a Alberto en el baño, José me dijo, ¡ahí es donde todos mueren!, después de un rato de pensar en un plan para escapar del asesino entró a la clase un científico, José y yo saltamos del susto, el científico nos dijo, no teman solo vengo a contarles quien hizo que desaparecieran todas las personas de la escuela, menos ustedes y también la muerte de la madre.
Empezó a contarnos la historia: en 1913 en una granja de calabazas un científico derramó un líquido radioactivo accidentalmente sobre una calabaza, la calabaza cobró vida, le creció cuerpo hecho de raíces y sus manos eran de cuchillo, él asesinó al científico y usó su cuerpo como disfraz.
José me dijo corre. Yo no entendía por qué hasta que el científico se transformó en calabaza zombie, asesinó a José, yo corrí por mi vida pero me alcanzó y me dijo que los malos hombres deben de tener una consecuencia, se buena persona y respeta a los demás y me mató, aprendí la lección y si es que hay otra vida seré la mejor persona.

admin