La importancia de vivir contento

Por: Queen Audrey

Un día soleado, en una playa de México, se encontraba un señor llamado Arturo que estaba sentado en una silla junto al mar.
Estaba muy enojado y peleando con toda la gente a su alrededor, el motivo por el cual Arturo estaba enojado, era porque lo corrieron de su trabajo, él tenía muchos años trabajando en ese lugar, cuando de repente decidieron despedirlo. Arturo se puso muy muy triste, confundido y preocupado.

Por esa razón y por su carácter de quejarse todo el tiempo, estaba muy enojado de todo.
Después de un rato, Arturo seguía quejándose del sol, del viento, de que unos niños estaban haciendo castillos de arena junto a él, le molestaba también que jugaran junto a él con la raqueta y la pelota, en fin, todo le molestaba y de todo se quejaba.
De repente se le ocurrió buscar una tienda porque tenía mucha hambre y lo más cerca que encontró fue una frutería, se compró un racimo de uvas y se sentó de nuevo en la silla donde estaba, al comerse una, se atragantó porque se le atoró, sintió que ya no podía respirar y que se iba a morir, en ese momento logró sacarse la uva y para agradecer que no le pasó nada, se puso a pensar que no vale la pena enojarse por cosas que no tienen sentido.
A partir de ese momento, Arturo trato de ser una persona más alegre y positiva, prometió vivir más tranquilo, contento y no quejarse más.
Al día siguiente, fue otra vez a la playa y puso mucha atención en pasarla bien y estar contento, fue así que disfrutó más su día y valoró más su vida.

admin