Bar Mitvah

Por: Valiente

En ocaciones es curioso como personas entran y salen de nuestra vida para enseñarnos algo, aún sin quererlo, o bien, otras llegan para salvarnos en momentos muy importantes. El 30 de noviembre del 2015 fue una fecha muy importante en mi vida, sobre todo para mi familia y amigos: era mi bar mitzvah. Para poder lograrlo tuve que estudiar un año antes, quizá suene exagerado, pero ese es el tiempo que toma para esta preparación tan importante.

Antes yo iba a estudiar a la comunidad los martes y jueves de cada semana, pero cuando me tocaba esta clase la mayoría de veces faltaba el maestro, pero los momentos que pasamos dentro del salón con todos mis amigos cuando el maestro faltaba eran inolvidables porque jugábamos y hacíamos travesuras, la pasábamos muy padre. Todo esto solo fue por unos meses porque mi bar mitzvah se acercaba y estar en esas clases me estaba haciendo daño porque no estudiaba, ni aprendía.

Entonces fui a la comunidad a buscar a un rabino que pudiera enseñarme y el nuevo rabino me salvó de hacer un mal bar mitzvah. El me enseñó cada rezo del judaísmo y su significado y de esta forma pude tener un mayor aprendizaje y conocimiento acerca de los rezos. El día que fue mi bar mitzvah es un día que sigue siendo hasta la fecha un día inolvidable porque ese día recé y sentí una conexión muy especial con d-os por haber hecho mi barmitvah.

Después cuando el rezo terminó nos fuimos a la casa de mis tíos que nos hicieron favor de prestarnos su salón de fiestas en donde toda mi familia y amigos estuvieron invitados a la fiesta con desayuno, me acuerdo que fue el mejor evento con mis amigos. Finalmente, mi bar mitzvah me dejó un gran aprendizaje sobre el judaísmo el cual admiro y valoro mucho.

Yo no se que hubiera pasado si no hubiera encontrado un nuevo maestro, lo que si sé, es que en ocasiones, la vida nos enfrenta anuevas situaciones con personas diferentes, que de una forma u otra nos ayudan a lograr lo que de verdad importa.

admin