El mejor día de Billy

Por: Jerónimo

Hola, soy Billy ¿Cómo estás? Te voy a platicar de mí: me gustan mucho los autos y ¿a tí? ¿Por qué no contestas amigo?, ¿acaso no me oyes? , ¡UPS! Creo que otra vez no sirvió bien mi auto con radio de voz, mi proyecto se trata de hacer un automóvil con un radio que platique. Un día se me ocurrió agarrar el radio y el motor del auto de mi papá.

Pero un día mi papá se tenía que ir al trabajo, pero, ¿Qué creen? …
Su oficina estaba muy lejos de la casa, entonces mi papá, que sabía lo que estaba pasando, porque en la noche anterior le había contado de mi proyecto, se puso a buscarlo, pero no lo encontraba porque me había ido a la escuela ya que ese día iba a presentar mi proyecto en la feria de proyectos. Era mi turno así que me subí al automóvil y lo arranque, prendí mi radio y empecé a platicar con él y todo me funcionaba al 100%, todo iba muy bien hasta que mi papá y mi mamá llegaron, yo estaba muy nervioso porque sabía, que mi papá sabía, que yo había usado su motor y su radio, pero en vez de haberme regañado, mi papá me dijo me podía subir para que lo llevara al trabajo y yo le conteste muy emocionado ¡si si! ¡A TODO MOTOR!

– Pero antes de que me lleves al trabajo – dijo mi papá emocionado – vamos a ir a la FÓRMULA 1.
Yo le di un abrazo a mi papá y le di las gracias.
Cuando ya había acabado la FÓRMULA 1 me fui a mi casa con mi papá y jugamos a la fórmula 1 con mi coche que había creado y ese fue el mejor día de mi vida.
Diez años después participé en una carrera de coches y la gané.
Saliendo del autódromo, un señor se me acercó y me dijo:
– “Bienvenido al equipo de Mercedes Benz de la FÓRMULA 1, ¿te gustaría formar parte de nuestra escudería?, mañana será tu primer día de entrenamiento si es que aceptas”.
– “si claro mañana estaré presente”.- Yo le conteste muy emocionado
Después de muchas carreras me convertí en el mejor corredor de FÓRMULA 1, y ese fue el segundo mejor día de mi vida.

admin