Un amigo diferente

Por: Dragocornio

Había una vez una unicornio que le encantaba explorar y un día se perdió y entonces se encontró a dragones y le dio miedo, pero un dragón chiquito le dijo no “temas yo no soy malo como crees ven confía en mí” y entonces el unicornio confío en el dragón y no le hizo nada, ella se puso feliz y se hicieron amigos, le enseñó a la unicornio el camino para llegar a su casa y después de eso siempre se visitaban uno al otro.

Un día fueron a jugar y se encontraron a una bruja, los atrapó y les puso un hechizo para que se odiaran pero lograron vencer el hechizo de la bruja y salieron muy asustados y a la vez felices porque derrotaron a la bruja. Ese día, ya durante la noche, se quedaron a dormir en un árbol los dos juntos, al día siguiente regresaron a su casa y entonces jugaron felices y tranquilos.
Muchos años después se enamoraron, se casaron tuvieron un hijo que era mitad dragón y mitad unicornio, es decir, era un dragocornio, era una nueva especie pero además muy bonita.
Con el paso de los años ellos ya estaban muy viejitos y estaban preocupados por su hijo, temían que algo le pasará ya que era un especie única y hermosa pero también estaban seguros de que se cuidaría y protegería de todos los que le quisieran hacerle daño, porque además era un dragocornio muy valiente.
Un día caminando por el bosque vio a una hermosa unicornio, ella huyó porque la apariencia del dragocornio no era normal para ella pero él la siguió durante mucho tiempo hasta lograr conquistarla, se enamoraron y vivieron felices por siempre.

Fin

admin