Señor Crawler

Por: Bella

Era un día normal y estaba camino a casa, iba en el auto cuando sucedió todo. Chocamos contra el semáforo BOOM, al poco tiempo escuché que alguien llamaba a una ambulancia porque había sido un accidente grave, mientras tanto alcanzaba a ver a dos hombres afuera tratando de abrir las puertas.
Comencé a gritar «MAMÁ, PAPÁ”, ¿están bien?», pero no me contestaban, uno de los señores me preguntó. “¿Cómo te llamas? » a lo que le contesté ¿Alex porque? me volvieron a preguntar «¿Puedes abrir la puerta?» y respondió: «Sí, pero no estoy muy seguro si puedo caminar» y él me dijo «No te preocupes de eso por ahora nos ocuparemos de ello cuando hayas abierto la puerta. Lo siguiente que recuerdo es que estaba en el hospital y aunque estaba con un poco de dolor, sabía que estaría bien.
Tenemos malas noticias, «Tus padres murieron, eres huérfano y todavía tienes que ir a la escuela», dijo la enfermera en voz baja. En ese momento me di cuenta que no podía mover las piernas y comencé a gritar. La enfermera me trato de calmar, me dijo, que por el accidente mis piernas quedaron paralizadas también me dijo que no me procupe por pagar, pues existía una política especial para los huérfanos.
Al día siguiente fui a la escuela con mi nueva silla de ruedas. Entré por la puerta y el chico popular comenzó a gritar «MR CRAWLER HAHA» no me importo y seguí, luego vi a mi mejor amigo Mason, dijo «Dios mío, ¿estás bien?» Sí, pero necesito tu ayuda con algo», le dije, «haré todo lo que pueda», dijo Mason. «Necesito recaudar dinero para ver qué puedo hacer para caminar de nuevo». «¿Pero cómo lo haremos?» me preguntó «Quiero intentar hacer mis propias piernas robóticas».
Pero eso no es posible, se necesita mucho dinero » Si lo se y no me importa, no voy a renunciar a caminar». «¿Sabes cuánto dinero necesitamos? Se necesita un millón de pesos.
Manson me dijo: está bien lo haremos y nos fuimos a casa. En el camino pensé y le pregunté ¿por qué debería renunciar a mis sueños, Mason? a lo que me contestó “por nada ni nadie”. Nunca dejaré de soñar y tendré mis PIERNAS ROBÓTICAS
El padre de Manson habló con el alcalde y le contó mi historia y él nos apoyó. Manson llegó muy contento, me contó lo que sucedió y me dijo “ya tenemos 999,000, solo necesitamos 1,000 más y tus sueños se harán realidad», lo dijo muy entusiasmado.
Al día siguiente obtuvimos el dinero que faltaba y mi sueño finalmente se hizo realidad.
Aprendí a caminar, nadar y correr con mis nuevas piernas y desde ese día mi apodo es MR CRAWLER.
Aprendí que nunca debes dejar de soñar, incluso en tiempos difíciles, solo tienes que seguir adelante confiar en tí y como Manson, siempre apoyarte con tus amigos.

admin