El gran boxeador

Por: Box populi

Había una vez un boxeador llamado Harry. Era soltero, iba a clases de box y luchaba en la liga de los pobres. No le pagaban mucho por pelea y entonces iba en tren a ver las peleas de las grandes ligas. Un día, cuando ya estaba saliendo de la pelea, unos bandidos lo asaltaron y le pidieron todo su dinero. Harry les dijo- ¡No les recomiendo meterse conmigo! Y el asaltante le dijo. – ¡A ver! – ¿Qué quieres? ¿pelear? Y Harry les soltó un golpe y los dejó inconscientes y les quitó el dinero qué ya habían robado.

Luego la mejor amiga de Harry le dijo: -Oye, conseguí un trabajo ¿quieres entrar? está en Estados Unidos. Harry se fue a trabajar allá en los campos y poco a poco fue ganando dinero. Y cinco años después, como ya tenía más dinero se compró un coche y se fue a las grandes ligas, allí consiguió una pelea y empezó a practicar, no se acordaba bien pues tenía mucho tiempo de no entrenar, pero lo intentó. ¿Qué creen? Cuando empezó la primera pelea ¡tan, tan, tan! Harry le da a su contrincante ¡pum, pum, pum! Y Harry ganó. Con esta pelea ganó $500,000 dólares y se compró una casa y un Porsche. Luego de muchas peleas que ganó llegó a la final siete meses después. Y Harry se iba a casar por aquellos días con una mujer. Su futura esposa fue a motivarlo a la gran pelea. Después de muchos trancazos ¡bum, bum, bum! Tiraron a Harry, el árbitro contó 1,2,3,4,5,6,7,8 y cuando iba a contar a 9 ¡zas, se levantó! Se enojó tanto Harry de qué lo noquearan qué comenzó a lanzar golpes.

Todo el estadio gritaba y enloquecía. Harry golpeó al otro y lo noqueó ¡Ganó Harry! ¡Qué locura! Todo el estadio se abrazaba ¡Harry, Harry, Harry! Se ganó $600,000,000, se hizo multimillonario en poco tiempo y el mejor boxeador.

admin