El señor de los elotes

Por:Yayo
¿Alguna vez se han puesto a pensar quién es esa persona que va caminando por la calle?, ¿dónde vive?, ¿en qué trabaja? ¿Qué hace en sus tiempos libres? ¿Por qué nos mira como lo hace?

Yo lo hago todo el tiempo. Veo por la ventana del camión, camino a la escuela,creo historia de las personas con las que me siento identificado, no las conozco, pero algo deben de tener ¿Por qué me fijo en ellas? ¿Acaso son como yo? ¿Tal vez son todo lo contrario? Pues no, no es ninguna de estas razones. Me fijo en ellos por su mirada, la mirada de una persona puede hacer fijarte en ella, incluso crear una historia.
Un dia vi la mirada de un señor, él estaba sentado en la calle vendiendo elotes en su bicicleta. Su mirada me impactó y quise crearle una historia.
Era un hombre de alrededor de 32 años, su padre lo quiso sacar de la escuela a los 14 años para que lo ayudara en el trabajo a vender elotes, pero él se negó. Le dijo a su padre que no se preocupara, que él iba ir a la escuela y también traería dinero a su casa. Su padre aceptó pero le puso una condición: Debes vender al menos 3 elotes todos los días y traerme el dinero de tus ganancias.
Por las mañanas este hombre iba la escuela, y durante las tardes vendía
elotes. Los primeros días vendió uno o dos elotes, lo que hizo que su papá se enfadara y le dijera que ya no tenía opción, debía trabajar con él. El niño dejó la escuela cuando apenas iba en tercero de secundaria.
Su padre y él se despertaban todos los días a las 5:00 am para meter los elotes a la olla e irse a venderlos. Los primeros días su padre le enseñó a cocinar los elotes y de qué manera venderlos, tenía que gritar “Elotes, esquites, lléveselos, preparados ricos y calientitos”, una y otra vez. Fue mejorando su manera de vender, lo que ocasionó que la gente lo empezara a conocer y a querer. Ya no vendía 1 o 2 elotes, en un buen día llegaba a vender hasta 100.
El hombre vive feliz a pesar de que no tienen la mejor vida ni todos los lujos. Aunque no tengamos conocimiento de todo, podemos salir adelante. Este hombre es feliz aún cuando no tiene mucho dinero y lo material no le interesa tanto. No es lo más importante.

admin