¿Tienes Miedo?

Por: L.K Smith
Estaba lloviendo agresivamente en la Ciudad de Mexico mientras Juan manejaba su moto en camino a casa, era difícil manejar, todos los coches parados y la calle llena de neblina. Este era un ambiente estresante para cualquiera. Aun faltaba un largo camino para llegar a casa. Juan vivía solo en el sur de la ciudad, Juan tenia ya prisa, la ansiedad estaba a cada vez más grande en su mente.

Después de mucho esperar entre el trafico se puso a hablar con el joven en el coche de al lado. Él era alguien que se veía muy joven, con pelo color negro y lacio y su color de piel moreno como la canela.
El joven se veía igual de desgastado que Juan. Pero igualmente le siguió la conversación, el aburrimiento lo consumía poco a poco cómo fuego a la leña. -Hola, el trafico esta a cada vez más irritante ¿no?- dijo Juan- Lo se, ya este trafico es para cambiarse de país- Dijo el extraño- ¿Cuál es tu nombre?- Pregunto Juan- Me llamo Ignacio, gusto en conocerte, ¿y tu?- respondió Ignacio- Me llamo Juan, el gusto es mío, que tal y si
hablamos de miedos, ¿que es lo que mas te causa terror?- pregunto muy extrañamente Juan- Bueno Juan eee pues es una pregunta ciertamente complicada de responder, pero ya tengo mi respuesta, estar solo en la oscuridad, eso me consume, no puedes saber lo que esta pasando a tu alrededor, ¿y a ti?- respondió Ignacio- Yo le tengo miedo extremo a las alturas y también tengo mucha claustrofobia.
De pronto el trafico desapareció así que los dos pudieron seguir avanzando, cada quien tomo su propio camino y se despidieron. Ignacio fue a tomar la carretera para llegar a su casa. El parecía ser el único coche en la carretera hasta que un trailer inmenso se empezó a acercar al coche como si hubiera aparecido por arte de magia. Ignacio volteo a ver para atrás mientras manejaba y el trailer no tenia conductor, era increíble, el trailer estaba avanzando a altas velocidades y no había nadie adentro. Ignacio de unacara morena se convirtió en blanca como el papel en unos segundos, ¿qué es esto? Se pregunto varias veces ya lleno de pánico.. Cada vez que Ignacio acelera más para escapar el trailer hacia lo mismo, y estaba cada vez más cerca de esa cosa terrorífica. Ya cuando el trailer estaba a unos pocos centímetros de alcanzarlo, llegaron a una curva
que podría ser letal si dos coches están pegados llanta con llanta. El trailer estaba acelerando cada vez más con muchas ganas de rebasarlo, hasta que por fin logro rebasarlo y el trailer de pronto empezó a cambiar de dirección hacia la nada y choco a propósito con una gran piedra, esto causo una explosión inmensa por la que Ignacio no pudo evitar pasar. Ignacio se intento cubrir pero había alguna fuerza que no se lo estaba permitiendo, también intento cerrar los ojos pero igualmente hubo una fuerza desconocida que intervino en este intento. Lo único que podia hacer era quedarse observando, mientras era la explosión vio salir cierto polvo azul que tomo la forma de una cara de lo que parecía ser una señora vieja con sombrero puntiagudo y dientes torcidos, mostrando una sonrisa malvada y aterradora la cara se le acerco a una gran velocidad riendo a carcajadas cual bruja hasta que el polvo atravesó la cara de Ignacio y el polvo desapareció. El fuego también había desaparecido como si nada paso y Ignacio sigue avanzando hasta que algo volvió a explotar y saco a Ignacio del coche y lo lanzo agresivamente a los interiores del bosque
La caída hacia el bosque había sido sumamente agresiva, no había ningún modo científico de explicar cómo había sobrevivido sin ningún rasguño. El bosque estaba frio y
totalmente oscuro, las estrellas y la luna parecían estar bloqueadas por algo ya que no
se veía nada. De pronto Ignacio logro ver una luz a lo lejos, la luz era blanca y muy potente, Ignacio lenta y sigilosamente se empezó a acercar a la luz, ya no sabia que podia encontrar después de lo que le paso. La ropa de Ignacio se había desgarrado así
que le entraba el aire frio por orificios de su ropa. Mientras más se acercaba la luz se
veía más grande y potente. Pero de un momento para el otro la luz se comenzó a alejar
así que Ignacio comenzó a acelerar el paso con incomodidades hasta que llego a cierto
paso que incluso necesitó correr. Ignacio iba cada vez más rápido que la luz. Ya faltaba poco para que alcanzara la luz y acelero todavía más su paso hasta que llego a
donde estaba la luz y esta se apago, de pronto se volvió a encender y vio la cara de un
señor casi calvo, el era demasiado alto y usaba unos lentes terroríficas, cuando Ignacio
lo vio el señor estaba mostrando una sonrisa espeluznante mientras miraba fijamente a
Ignacio a los ojos. Ignacio entro en pánico y no podia moverse, parecía estar paralizado. Ignacio veía los ojos del señor y de pronto parecía que se había teletransportado
e iba cayendo desde una gran altura hacia el mismo bosque, pero esta vez sí se podia
ver. Ignacio estaba gritando mientras caía a altas velocidades. Iba cada vez mas rápido
cayendo y apenas podia respirar por todo el aire que le entraba por los orificios de su
cuerpo haciendo presión adentro de él. Ya estaba cerca de chocar contra un árbol y
muy probablemente morir y volvió a ver la cara del señor pero esta vez formada por
una luz como la que había visto y estaba tan grande que estaba cubriendo el bosque
entero. Ignacio se iba dirigiendo hacia lo que es el ojo derecho de la cara, cuando llego
al ojo todo se oscureció y él seguía cayendo a la mitad de la oscuridad. Después todo
se ilumino y estaba por terminar de caer, Ignacio pego un grito tremendo y todo se paralizo incluyéndolo a él, él no se podia mover, lo único que podia observar era lo que
pasaba. Todo era puro silencio y su cara estaba a unos centímetros de un árbol no se
escuchaba nada hasta que escucho el tic tac de un reloj todo estaba regresando a
como estaba unos minutos antes, Ignacio estaba subiendo mas arriba hasta que llego a
la altura en la que estaba al principio. Otra vez seguía el silencio, solo veía a una mariposa volando enfrente de el, luego vio a otra mariposa volando enfrente de el las dos
eran mariposas monarca, luego apareció otra y otra y otra y a cada vez aparecían mas
y mas rápido, llegaron a haber miles, tal vez incluso millones de mariposas cubriendo el
bosque, todas volando libremente, se veía hermoso y las mariposas se empezaron a
acercar a el mientras salía una voz grave y en conjunto que decía ¡miedo! ¡miedo!
¡miedo! Repetidas veces. Poco a poco las mariposas se estaban acomodando en diferentes posiciones que estaban formando la cara del señor de nuevo y luego el tiempo
pareció haberse vuelto a poner en marcha y Ignacio seguía cayendo hacia la cara gigante y cuando la cara estaba muy cerca de el, callo como si habría caído en muchas
almohadas y sin algún rasguño, Ignacio se levanto y se acerco hacia el borde de la
cara en la que estaba para voltear a ver abajo. Era de terror voltear a ver hacia abajo,
un paso en falso y moría de una caída horripilante.
Sin que Ignacio se de cuenta las mariposas estaban organizándose formando la ola de
un tsunami atrás de el, era como una pared que lo acorralaba y cuando Ignacio volteo
el tsunami estaba azotando donde estaba y Ignacio se estaba ahogando entre el mar
de mariposas hasta que las mariposas se convirtieron en cucarachas y arañas y se organizaron para formar un cubo alrededor de Ignacio, Ignacio estaba parado e este cubo
que se ilumina únicamente por una pequeña luz. Poco a poco el cubo se empezó a hacer mas pequeño como si las paredes se estarían cerrando hacia el para aplastarlo
mientras las arañas se le acercaban haciendo telarañas hacia el y lanzándole mordidas
asesinas a Ignacio y las cucarachas se le paraban en lo hombros y la cara de una manera muy incomoda sin que Ignacio pueda hacer una gran cosa. De pronto las arañas y
cucarachas que estaban en la parte del piso se quitaron dejando un vidrio par que Ignacio vea la altura en la que esta. Las paredes y techo se seguían cerrando hacia él y las
arañas y cucarachas que sobraban iban por Ignacio.
Juan estaba por llegar a su casa, le faltaban unos minutos para llegar, estaba cerca de un campo de futbol, cuando de pronto todo su entorno estaba cambiando de forma, los arboles eran morados con naranja en vez de verde con café, la calle era azul y tenia forma circular, mientras que su moto cambio de un color negro a un color rosa y ahora en vez de la forma que tenia se convirtió en un rectángulo plano. El mismo también había cambiado, ahora era un triangulo plano y era todo color verde, pero seguía pudiendo andar en su moto. Juan se asusto mucho y empezó a sudar se puso color morado y en vez de que el sudor sea agua eran ranas babosas saliendo de él.
De sus ojos en vez de salir lagrimas salían escorpiones que le picaban en seguida solo causando dolor pero ninguna muerte. La moto seguía andando por voluntad propia pero de pronto todo el espectáculo paro y todo volvió a la normalidad, excepto el campo de futbol, este seguía diferente. De un segundo a otro todo el espectáculo regreso y ahora más agresivo, apareció un señor totalmente azul con barba verde y una
corona reluciente, el estaba sosteniendo un bastón gigante de oro, el señor media unos 15 metros. El señor tomo el bastón con las dos manos y se convirtió en un palo de golf con el que posteriormente golpeo a Juan y lo saco volando hacia la cancha. La cancha estaba llena de ruidos como carcajadas de gente loca. Todo era de otros colores y formas que como debería de ser, excepto por el balón de futbol. Juan después de esa
caída agresiva estaba como si nada, se paro y fue por el balón, el cual no estaba muy lejos de el, cuando ya lo iba a agarrar, llegaron unas personas gigantes de varios colores y tomaron la pelota preguntando con una sonrisa malvada “¿buscas esto?” y se rieron a carcajadas, “bueno pues esta vez tu serás eso” dijeron mientras intentaban agarrar a Juan, el corrió lo mas rápido que podía para salir de la cancha pero finalmente
estos seres lo agarraron, le metieron tres escorpiones entre sus manos y dos caracoles en los ojos y lo doblaron a Juan de cierta forma que quede como un balón. Esta era la experiencia más dolorosa que Juan había tenido en toda su vida. Le dolía todo y no podía ver nada por los caracoles ni moverse en absoluto por los escorpiones. De pronto escucho “comienza el juego” y sintió un fuerte golpe en su espalda que lo saco
volando al otro lado de la cancha, los zapatos de los monstruos le habían dejado una marca en la espalda. Estaban jugando futbol con Juan como pelota. El juego continuaba y Juan seguía siendo golpeado. Y de pronto alguien grito “suelten el mar” y empezaron a caer miles de escorpiones desde el cielo cubriendo la cancha entera de ellos. Al parecer los alacranes eran para hacer que ellos y el balón resbalen, claro que
al balón los alacranes le picaban para intentar desinflarlo. Juan se empezó a hinchar por los piquetes y empezó a cambiar de colores constantemente, esto les gusto mucho a los gigantones así que pidieron que saquen aun mas escorpiones para que se hinche aun más. Juan estaba gritando de dolor mucho mientras se seguía hinchando. Juan llego a hincharse tanto que le empezó a salir aire por los orificios de su cuerpo y finalmente exploto, pero en vez de morir salió el Juan original de adentro de el Juan hinchado y salió volando afuera de la cancha por un hoyo que había en la tierra que lo
llevo a una cascada de lava. Ignacio empezó a ser mordido por las arañas venenosas y se empezó a hinchar y a ponerse rojo. Se hincho tanto que exploto y el seguía vivo pero ahora estaba descuartizado y se movía arrastrando las partes de su cuerpo separadas, el estaba tan ligero
que el aire lo empezó a llevar para arriba y el cielo se hizo café como la tierra y había un hoyo negro por donde se metió y llego a la misma cascada de lava que Juan.
Los dos estaban en una roca que se iba moviendo en el río de lava. En una parte del río les empezó a caer gasolina encima y la roca desapareció así que se estaban incendiando por la gasolina y el fuego, cayeron por la cascada y seguían vivos y totalmente quemados. De pronto apareció el señor azul que golpeo a Juan y dijo”¿qué esta pasando aquí?” Y los saco los dos y los metió en agua fría con hielos. “ya hemos hablado
de matar a las personas en la cascada muchas veces” le dijo el señor a quien parecía ser su sirviente”los voy a matar yo” dijo inesperadamente el señor sonriendo ampliamente. -Pero ¿porque nos haces esto?- dijo Ignacio descuartizado y con la voz llorosaSi, hemos estado sufriendo toda la noche por nada- dijo Ignacio con arañas como lagrimas- Bueno antes de matarlos se merecen una explicación, yo soy un demonio, pero
hace millones de años fui desterrado del infierno, deje de ser inmortal y me mandaron a vivir aquí, pero poco antes de morir encontré la formula para ser prácticamente inmortal, tenia que juntar la vida de dos personas cada 100 años y hacerlos sufrir una muerte dolorosa- dijo llorando lava el demonio- bueno pero tu ya viviste muchos años, déjanos
vivir- dijo Juan desafiante. El demonio no hablo pero seco sus lagrimas y se enfureció tanto que le salió fuego de la cabeza, junto el cuerpo descuartizado de Ignacio que ahora estaba lleno de cortadas y con su bastón que parecía mágico puso a los dos acostados boca abajo con las manos estiradas y uno por uno rompió cada dedo de sus
manos aplastándolos con el bastón, a los dos les estaban saliendo insectos en vez de sangre. El demonio enfurecido hizo lo mismo con los dedos de los pies. Y ya finalmente para matarlos los lanzo por un acantilado en el que los dos murieron. El demonio sonrió y vio una luz saliendo, era el mismísimo diablo enfurecido que sin ni siquiera hablar con
él le corto la cabeza y se fue. Ya de vuelta en el inframundo un sirviente del diablo le preguntó qué porque hizo eso.
A lo que el diablo muy sabiamente contesto “ a ese demonio hace muchos años yo lo había puesto a prueba al darle la receta para la inmortalidad, quería ver que tan noble y que tanta empatía tenia, si era digno de regresar, esta vez les había hecho cosas horribles a esos dos hombres, que esperaban a sus familias en casa, que esperaban ver la luz del sol un día mas, ellos eran las personas mas inocentes que encontraras en este
horrible mundo, ellos eran mas dignos que el demonio. Ultimamente el mundo se esta llenando de muchos privilegios, muchos beneficios que en realidad ya ni siquiera son necesarios, checa cuantas veces el rico es maleducado y privilegiado, mientras el pobre es noble y sin los privilegios que debería de tener, cuantas veces el estafador se llena de dinero y el honesto se queda con los bolsillos vacíos, el mundo ya se hizo un
lugar lleno de gente deshonesta e indignante que gana cuando debería perder, y esas dos personas eran de las pocas que quedaban que aun eran humanos, ellos tenían la receta para el mundo perfecto, ser buenas personas en general, cada quien tiene que dar de su parte para mejorar el mundo que han destruido. Los humanos parecen ser la espaciemos tonta del universo, destruyen su mundo y se les complica dejar de hacerlo, hasta los animales se pueden juntar como especie para resolver algo, com por ejemplo
el hambre, los animales se juntan para encontrar presas o para huir de depredadores, ellos si saben trabajar juntos, pero el humano solo se auto destruye, últimamente he visto ha muchos lideres buscando sanar su mundo sin encontrar como, lo único que deben de hacer es trabajar juntos, dos mentes siempre serán mejor que una. ”

admin