Sueños fantásticos

Por: AC

Hola, mi nombre es Julia y hoy tuve el sueño más maravilloso de este planeta, mi sueño fue así: yo estaba en una tierra que todo era de dulces, el agua era de leche con chocolate, las nubes eran de algodón de azúcar, los árboles eran de paleta, todos los habitantes de esa tierra eran de gummie bears, excepto yo. Estaba teniendo la más grande aventura remando en el mar de leche con chocolate, cuando un sonido muy extraño estaba diciendo mi nombre, una y otra vez lo que hizo que me despertara. Resultó que ese sonido que repetía mi nombre era mi mamá, diciéndome que ya era hora de ir a la escuela.
A mí me gusta mucho la escuela, tengo muchos amigos y me saco muy buenas calificaciones. Hoy a primera hora me tocaba clase de biología, era mi clase favorita y siempre ponía mucha atención para poder entender bien el tema; pero hoy, fue diferente, no podía parar de pensar en el increíble sueño que tuve anoche. Llegó la hora de recreo y me fui con mis amigas a comer en la cafetería y una de ellas me preguntó
-¿Qué te pasa hoy que estás muy distraída?
-Es que anoche tuve el sueño más magnífico del universo y no puedo parar de pensar en él.-le respondí.
-Un día, yo también tuve un sueño muy divertido y no podía parar de pensar en él, y por las noches deseé volver a soñar lo mismo porque me quedé en la parte más divertida; me quedé cuando íbamos a resolver el misterio y yo ya no pude saber quién fue el culpable e iba a ir a la cárcel. –me contó mi amiga.
Todas nos empezamos a reír cuando el timbre para ir a las casas sonó.
Cuando llegué a mi casa, mi papá traía otro de sus inventos, que son una pérdida de tiempo porque nunca funcionan, por cierto, mi papá es un inventor.
-Hola Julia, mira mi nuevo invento, se llama el “wishanator 3000” si le pides un deseo se volverá realidad.-dijo papá.
-Ven pide un deseo -insistió.
-Deseo que mi sueño se haga realidad -le contesté a papá con un tono un tanto enojado.
-¿Ves?, nada pasó. –Me sentía frustrada.
Me fuí a la cama enojada y me quede dormida rápidamente. Cuándo me desperté me di cuenta que yo ya no estaba en mi casa, estaba en una tierra de dulces igual a la de mi sueño y me desperté con el wishanator 3000 junto a mí.
-¿Sera posible que ese invento de mi papá sí funcionase?
-Nah…-dudé.
Estaba muy emocionada de que mi sueño se había hecho realidad, entonces salí a explorar y habían muchas cosas que no salían en mi sueño como:la arena era de fun dip, el pasto de regaliz, los pájaros eran de chicle, la brisa del mar sabía a menta, el sol era de jawbreakers.
Empecé a escalar un árbol de paleta para ver todo el panorama de la tierra fantástica y mientras estaba arriba del árbol, empecé a comérmelo y sabía como la mejor paleta del mundo. Decidí bajar del árbol e ir a remar en el mar de leche con chocolate, como en mi sueño, cuando estaba remando metí mi cabeza a la leche y tomé un poco de ella, sabía como la mejor leche de chocolate del mundo. Después de remar me cansé mucho y me acosté en el pasto de regaliz a descansar.
El piso empezó a temblar como si una enorme criatura se acercara a donde estaba, rápidamente me subí al árbol de paleta para ver que era.
Mis ojos no podían creer lo que estaba viendo
-¡DINOSAURIO!
Era un dinosaurio hecho de galleta de chocolate oscuro, medía tres metros de alto, tenía unos colmillos puntiagudos gigantes, sus garras eran como de treinta centímetros y venía hacia mí.
Me bajé del árbol de un gran salto y empecé a correr hacia una cueva que estaba lejos, cuando llegué muy asustada, me puse a pensar:
-Si la máquina de mi papá sirve, tal vez pueda desear volver a mi casa, eso me sacaría de aquí y estaría a salvo del dinosaurio.
Saqué mi cabeza para ver si el dinosaurio estaba ahí y no lo vi, entonces me puse a correr a toda velocidad hacia el invento de mi papá.
Cuando llegué me di cuenta que el dinosaurio estaba dirigiéndose hacia mí y dije rápidamete: -deseo volver a mi casa con mi familia…
Cuando abrí los ojos estaba en mi cama.
-Oh Julia te iba a despertar para ir a la escuela, pero veo que ya estas despierta -dijo mi mamá.

-¿CÓMO? ¡TODO FUE UN SUEÑO!

admin