El faro

Por: AR

Parte I –Thomas
El olor a pescado era igual de grotesco que siempre, despertarse con las olas se había vuelto algo cansado, Thomas Willis pensaba que hoy sería un día de una fuerte tormenta, la isla de Little Brewster estaba localizada a poco más de nueve millas de las costas de la ciudad de Boston, en el estado de Massachusetts. Era el 17 de octubre del año de 1890, Thomas llegó cuando solo tenía 29 años de edad, siendo un muchacho inteligente, astuto y fuerte; pero ahora Thomas era un viejo y debilucho señor y su barba comenzaba a hacerse de tonos grises y su cara comenzaba a tener una extensa cantidad de arrugas. La isla de Little Brewster era la isla vecina de otras tres islas llamadas también con el nombre de “Brewster” gracias al famoso William Brewster, quien era un educador y líder de una colonia puritana que venía desde Países Bajos y quien ayudó a asentar su comunidad cerca de Boston. Thomas nació en el invierno de 1836, no sabía exactamente qué día, solo recordaba que fue cerca de Navidad, a los 31 años Thomas llegó a Little Brewster con su esposa llamada Catherine Bills, una pequeña mujer pero fuerte, con unos ojos azules como el cielo y un pelo negro como el carbón, con la que se casó a los 23 años, y con quien tuvo tres hijos: Marie y Abigail, que nacieron en el año de 1861, dos gemelas idénticas con una nariz puntiaguda y pelo cafe castaño, y el último hijo llamado William en honor al difunto padre de Catherine, William nació en 1864. Cuando la familia llegó a Little Brewster debodo a la necesidad de Thomas por un trabajo, en el año de 1867, las gemelas tenían seis años y el pequeño William tres años, la familia estaba feliz ya que vivirían en el antiguo faro de Boston Light, considerado de los primeros en Estados Unidos y uno de los más importantes ya que servía como faro para los barcos que llegan a Boston. Todos los días Thomas servía como cuidador del faro, también solía ir a pescar ya que era la mejor fuente de alimentos en la isla, Catherine solía trabajar en cuidar el faro, de cuidar al pequeño bebé William y también de servir como maestra para las pequeñas gemelas que jugaban todo el día cerca de la playa. Los otros habitantes de la isla eran el señor y la señora Jones que eran unos ancianos con una pequeña casa al lado opuesto de la isla, y también el señor Smith con su hijo de entre los doce y los dieciséis años, Thomas no lo sabía con certeza. Un mes ya había pasado desde la llegada a la isla, Thomas recibía buenos pagos pero comenzaba a sentirse aburrido, el verano con el que había llegado la familia había desaparecido rápidamente, y con el verano, la emoción de la familia por haberse mudado comenzó a desvanecerse. Thomas comenzó a beber cerveza muy seguido, y por algunas noches se ponía muy ebrio. Catherine comenzó a sentir que Thomas y ella ya no hablaban y ese comentario hizo que Thomas se sintiera triste y enojado a la vez. Todas las noches Thomas oía fuertes pasos haciendo que regañara a las niñas por andar despiertas a la mitad de las noches y siempre las castigaba con no salir un día completo, y siempre que pasaba las niñas negaban las acusaciones de Thomas. La energía no era buena y todo llegó al límite cuando Thomas a media borrachera comenzaba a pegarle a su esposa e hijas, después de una semana de maltrato y gritos hacia su familia. Una fría mañana Thomas despertó y descubrió una nota que avisaba de la huída de Catherine y todos sus hijos de la isla, diciendo que se mudaron a la ciudad de Nueva York. Ya habían pasado veintitrés largos años de soledad en el faro, Thomas siempre despertaba con el deseo de arreglar las cosas. Thomas salió de la cama, agarró su ropa, bajo las largas escaleras de caracol del faro y agarró su gorro, la brisa era fuerte, ya había llegado completamente el otoño y próximamente llegaba el invierno. Thomas hizo su rutina diaria que consistía en pescar y visitar las dos casas al extremo opuesto de la isla, para ver si alguien necesitaba ayuda en algo, pero esa mañana fue diferente por que se enteró de que el viejo señor Jones había fallecido, la señora estaba extremadamente triste pero Thomas no podía hacer nada. Más tarde vio que un pequeño bote llegó a la isla, del bote salió un joven con ojos negros y pelo café oscuro, el joven se acercó a Thomas se introdujo a sí mismo, el joven declaró que se llamaba Elphias Collingswood, que venía del pueblo de Hingham, y que quería solicitar un trabajo en el faro. Los dos señores entraron rápido al faro ya que una tormenta se avecinaba. Las goteras comenzaban a surgir por todo el techo y el ambiente comenzaba a estar más frío todavía. Thomas comenzó a preguntarle a Elphias acerca de su vida y de por qué quería un trabajo así, Elphias respondía con una sencillez muy normal, explicando que era un chico joven tratando de ganarse la vida, Elphias era sospechoso, tenía un cabello oscuro, un bigote pequeño y unos ojos grises, apagados. Thomas le explicó todo lo básico de vivir en el faro, como utilizar la luz, como pescar y como era la rutina diaria.La primera noche, pasó rápido y así fue por cinco días en los que los dos trabajaron mucho y se conocieron poco a poco. 22 de octubre de 1890, Thomas incitó a Elphias a agarrar una cerveza y beberla con él, comenzaron a beber y beber, con el alcohol los dos señores comenzaron a cantar y a bailar por toda la planta baja del faro, luego también comenzaron con el ron y así estuvieron por muchas horas hablando de mujeres y bebidas. Thomas terminó muy cansado y fue directo a la cama. 23 de octubre de 1980, Thomas despertó agitadamente por un estruendo que se escuchó a lo lejos, Thomas vio por la ventana que todo estaba completamente negro, rápidamente thomas prendió una vela con un cerillo, el piso estaba frío, húmedo y la madera crujía con cada paso que daba thomas, a lo lejos alcanzó a ver una negra silueta que se alejaba por el pasillo de la planta alta y que se esfumó bajando las escaleras de caracol, thomas preocupado porque fuera un intruso lo persiguió por las escaleras hasta llegar a la planta baja donde no vio a nadie.
Thomas regresó a la cama y se quedó dormido rápidamente, a la mañana siguiente despertó por los chillidos lejanos de las gaviotas, se vistió y fue a despertar a Elphias, pero no se encontraba en la cama, Thomas salió del faro con la preocupación de que su pupilo lo había abandonado, pero a lo lejos alcanzó a ver en la playa a Elphias sentado con calma observando el movimiento de las olas.Thomas se acercó con Elphias y le habló acerca del suceso que le había ocurrido en la madrugada y Elphias aclaró que él no había oído nada.

Parte II- Elphias:
25 de octubre de 1980, el día fue de los más nublados de toda la vida de Thomas en Little Brewster, la neblina no dejaba ver nada alrededor, era como si el océano se estuviera evaporando, el día no fue interesante, Thomas y Elphias cortaron madera para hacer una fogata en la chimenea. A través del día los dos tomaron mucho hasta ya estar cansados cuando seguía habiendo poca luz y se fueron a dormir. Después de un largo sueño Thomas despertó de repente, todo estaba a oscuras menos una pequeña franja de luz que se veía por debajo de la puerta, parecía que provenía de una vela, pero de repente la vela se apagó, Thomas se sintió extraño, pero de repente la puerta de su cuarto se abrió de golpe, Thomas estaba completamente ciego y pronto agarró un cerillo que prendió rápidamente y se encontró con Elphias mirándolo fijamente con sus ojos puestos, sin parpadear, Thomas se quedo sin palabras, no podía hablar y cuando el cerillo se acabó Thomas prendió otro revelando que Elphias había desaparecido. Thomas se quedó sin aliento y poco a poco se quedó dormido otra vez. 30 de octubre de 1890, Thomas despertó Elphias y juntos subieron a la planta más alta del faro gracias a una escalerilla de caracol que llevaba al vidrio enorme que contenía leña para prender el faro, Elphias arrojó leña y un cerillo que prendió inmediatamente. “Dicen que su luz está maldita, si la ves directamente te lleva a la locura, los marineros terminan ahogados y los barcos en el fondo del mar”, dijo Thomas con un miedo marcado en su tono de voz y siguió hablando, él cuidador que vivió aquí antes de que mi familia y yo llegáramos aseguró que esta isla y estas aguas te arrebataron la vida completa, Elphias se quedó mirando la luz con una fascinación, al cabo de un rato, los dos bajaron a la planta baja donde agarraron unas botellas de cerveza que se las acabaron con una rapidez impresionante y que los dejaron totalmente ebrios, luego fue el ron y luego agarraron los dos un puro, los dos comenzaron a bailar y a cantar con la caída dura de la noche sobre Little Brewster. Pero de repente comenzaron a cansarse y se quedaron platicando acerca de sus éxitos y de su larga lista de fracasos. 31 de octubre de 1980, de pronto cayó la madrugada y pronto también cayeron la lluvia y los truenos, Thomas y Elphias comenzaron a reír y sonreír pero de pronto la felicidad se esfumó y los dos comenzaron a pelear violentamente, golpes y patadas, pero al siguiente momento se abrazaban y se querían. La fuerte lluvia pronto empezó a romper las ventanas con granizo, la marea subió a una rapidez increíble hasta llegar a atravesar la puerta principal del faro que dejó al agua entrara hasta dejar a los dos hombres con las rodillas sumergidas bajo el agua, las ventanas se quebraron totalmente, las risas de los hombres hacían eco por alrededor del faro y Elphias comenzó a ahorcar a Thomas, los dos siguieron peleando hasta que Thomas se quedó con muy poco aire. Thomas se liberó y a gritos y regaños subió con Elphias a la planta alta donde se encontraba la luz principal que estaba prendida, de pronto Thomas corrió hacia el acantilado, El mar me llama, mi esposa me llama, mis hijos me llaman, Thomas se arrojó hacia al vació creado por la enorme inundación, las olas se lo llevaron lejos, Thomas vió como una sirena se lo llevaba poco a poco hacia el corazón del mar y a un fondo interminable.

admin