Parece increíble

Por: Anónimo

Pasa y toma asiento.
Eyy te hablo a ti, pasa y siéntate. ¿Qué no me escuchas? te he dicho que te sientes.
¡Empieza a hablar! Dime por qué lo hiciste.
No te hagas el tonto. Te hablo a ti,
No saldrás de esta habitación hasta que no me hayas contado todo lo sucedido.

Es hora de que empieces a hablar si es que no quieres tener más problemas.
¿Por qué lo has hecho?
¿En qué clase de fiera te has convertido?
Dime quién eres, porque realmente ya no conozco nada sobre ti,
¡ES HORA DE QUE EMPIECES A HABLAR!
¿Por qué? ¿Por qué lo has hecho? ¿Por qué lo has matado, maldita sea? ¿Dime qué has logrado con esto?

¡SIÉNTATE! ¿A dónde crees que vas?
Te he dicho que no saldrás de aquí hasta que no digas todo. ¿Entendiste? ¡TODO!
¿Qué clase de persona mata a su propio padre?
Quiero que me digas todo en este momento.

Llevamos más de 3 horas sentados en esta sala y no he escuchado ninguna palabra salir de tu boca.
¿Cómo es que has matado a tu padre?
Límpiate esas lágrimas falsas que corren por tu cara y dime qué es lo que estaba pasando por tu cabeza en ese momento.
Te conozco de toda la vida y nunca hubieras sido capaz de hacer algo así. ¿En qué te has convertido?
¿Cómo te atreves a decir que tú no hiciste nada?
Esa tarde oscura cuando llegó tu padre del trabajo ¿Tú qué estabas haciendo?
¿Cómo que nada?
Deja de mentir que no vas a llegar a ningún lado con eso.
Ese día por la noche tu padre apareció tirado en la sala con una navaja atravesada en su pecho y tú eras el único que estaba en la casa además de él, ¿Qué tienes que decir al respecto?
No puedes decir que nada ¡DEJA DE MENTIR! Ya estoy harta de que no respondas mis preguntas, ¿Si tú no lo mataste, entonces quién fue?
Me he parado de mi asiento y eso no es nada bueno para ti, ¡Así que habla!
Deja de decir que tú no fuiste. Me parece que no fui clara al principio de la conversación cuando te dije que no saldrías de aquí hasta que no me contaras todo lo que has hecho y por qué, ¡Y si es que no quieres tener más problemas, es mejor que comiences a hablar, maldito niño!

¿cómo te atreves a decir que no estabas en la casa a esa hora? si yo misma te dejé allí y después me fui.
¡Deja de mentir! No puede ser el maldito tiempo que llevamos sentados acá y lo único que has dicho es que no estabas en la casa a esa hora cuando yo fui quien te dejó allí.
¿Cómo? déjame ver si entiendo lo que dices, ¿estás diciendo que te escapaste en la noche y llegaste en la madrugada y no viste a tu padre muerto en la sala hasta hoy en la mañana que te llamé?
No puedo creer que después de 16 años viviendo juntos hasta hoy me doy cuenta de que eres un patán, mentiroso y un maldito asesino que mata a su propio padre y deja a su madre viuda sin compasión y le miente en la cara haciéndola sentir como una inútil que no educó bien a su hijo.

Justo en ese momento la policía llegó a la casa, me llevé un gran susto cuando entraron a la sala donde mi madre y yo llevábamos casi 5 horas hablando, gritaron: ¡PÓNGANSE DE PIE! Esposaron a mi madre y se la llevaron a juicio. Después de 4 horas con 45 minutos de estar interrogándome y haciéndome sentir culpable, la que resultó ser la asesina fue ella. Las últimas palabras que me dijo justo antes de que la policía llegara, son las mismas que yo le dedico: “No puedo imaginar lo desquiciada que debe de estar una persona para matar a su propio esposo y después culpar a su hijo”.

admin