Unas vacaciones alocadas

Por: Anónimo

Te voy a contar. Hace algunos años nos fuimos mi familia y yo con mis primos a Canadá. La pasamos increíble. Nos quedamos en el hotel Mont Tremblant y estuvo muy divertido, no parábamos de hacer actividades y fue un viaje de tanta diversión… Al día siguiente teníamos una actividad mis primas, mi papá, mi tía, mi hermana y yo. Llegamos en la mañana a un cuarto donde hacía mucho calor, estábamos cansados y nerviosos.

Después fuimos a escalar. A mi hermano no lo dejaron y tampoco a mis primas excepto a una. Nos explicaron, nos dieron reglas de seguridad y nos amarramos nuestros arneses. Fuimos en coche unos minutos y por fin llegamos a un bosque a la mitad de la nada. Cruzamos un puente y volteamos hacia arriba y vimos una montaña completamente empinada y con piedras. Nos asustamos y pensamos que moriríamos allá arriba. Empezamos a escalar con unos clips que teníamos amarrados al arnés, teníamos que clavar un clip en unas cosas de metal que estaban clavadas en la montaña y así subir. Era muy difícil y las cosas empeoraron. Empezó a llover más y más y cada vez estaba más resbaloso y hacía mucho frío acompañado de rayos y tormentas.
Tuvimos alarma de tormenta eléctrica a la mitad de la montaña. No podíamos seguir subiendo porque el metal atrae los rayos. Llegamos hasta arriba de la primera parte de la montaña, eran dos partes y no pudimos subir la segunda. Había un lugar para estar parado y descansar un poco debajo de un árbol, pero no podíamos seguir subiendo. Los guías dijeron que teníamos que hacer un rapel de emergencia. Amarraron una cuerda a un árbol y así es como íbamos a bajar. Primero bajó mi tía y su hija y después nos amarraron a mi papá y a mí. Poco a poco íbamos bajando con miedo, detenidos solamente de un árbol y claro que lo que le daba miedo a mi papá es resbalarse y estrellarme con la piedra y que mi mama lo matase después. Nos estábamos resbalando por la lluvia y tormenta eléctrica hasta que por fin llegamos hasta abajo. Nos subieron a un camión y nos llevaron de vuelta. ¡No te cuento como le fue a mi papá con mi mamá por que se supone que es una anécdota familiar!…

admin