¿Has visto alguna vez una calaca?

Por: Águila

Esta historia comienza un viernes en Interlomas en mi conjunto llamado Palmas Altas. Era la medianoche y tenía un plan con mis amigas. Fue hace como un año, época de mucho frío, estábamos temblando de frío y estaba a punto de llover.

Nosotras estábamos en el jardín de mi casa; era grande, oscuro, el pasto estaba muy seco pero era abundante y no había tantos árboles.
Estábamos jugando con pelotas, súper felices, riendo a carcajadas al lado de un pasillo larguísimo y oscuro, cuando vimos a un señor vestido de negro muy delgado y con cara larga con colores blanco y negro ¡COMO UNA CALACA!, nos miró y nos dio muchísimo miedo. Pero yo de valiente las tranquilicé.

Una de ellas lo quería volver a ver, entonces se le acercó y regresó corriendo. Cuando ella estaba corriendo hacia nosotras él volvió y nos vio como si nos quisiera matar y ahí ya no pude aguantar el miedo y nos echamos a correr súper asustadas al lobby del edificio más alto, cuando llegamos ahí hablamos y preguntamos muchas cosas acerca de él al encargado del edificio, pero no lo veía como alguien sospechoso, nosotras exclamamos ¡¿QUE CÓMO QUE NO LO VEÍAN SOSPECHOSO?!

Frustradas nos fuimos corriendo a la caseta de la policía principal y nos explicaron que venía con su dermatóloga, ahí empezamos a pensar todo lo que había pasado y caímos en razón, pero seguíamos temblando del miedo, después de todo hablamos con nuestras mamás y nos dijeron que ellas nos escucharon gritar pero nosotras ya estábamos más tranquilas.

admin