La lancha que no funciona

Por: Pollo

Antes de entrar a la escuela me fui a Morelos de viaje del cumpleaños de mi abuelito que ya cumplió sesenta y cinco años.
Primero fuimos a Uruapan que es la ciudad del aguacate. Todo lo que comías ahí tenía aguacate, me fui con toda mi familia del lado de mi mamá y mi prima todo el día quería ir al parque, lo repetía todo el día pero ¿qué crees que pasó? No fuimos al parque. Fuimos a un tour de fábricas.

El siguiente día nos levantamos temprano, nos subimos a un coche y fue como una hora y media de carretera a Pátzcuaro; llegamos a donde teníamos que llegar, después nos subimos a la lancha y no arrancaba, así que el amigo de mi abuelito trató de encenderla pero no arrancaba, luego nos bajamos de la lancha y la probaron y sí servía. Después nos subimos todos otra vez y arrancó, pero en un ladito decía: “máximo de persona seis y éramos diez”, después teníamos que llegar a otra isla que se llama Janitzio y está en esa isla la escultura de Morelos y nos íbamos a subir a unas tirolesas. Ya íbamos casi a la mitad y se nos frenó la lancha, entonces intentaron arreglarla pero no pudieron. Más adelante empezaron a remar mi papá y el amigo de abuelito y no avanzábamos pero ¿qué crees que estaba haciendo mi tía? subiendo una historia a instagram y mi prima empezó a llorar y mi abuelita le puso youtube y dejo de llorar, pero mi abuelito siempre dice que es batman y traíamos unos guardaespaldas y ellos se quedaron en el coche y por suerte todavía no se habían ido. Mi abuelito les mandó un mensaje y nos mandaron una lancha para rescatarnos, después llegó la otra lancha y nos salvó.
Al llegar dije que sí íbamos a ir a las tirolesas pero no fuimos.
COLORÍN COLORADO ESTA ANÉCDOTA SE HA ACABADO.

admin