No

Por: Tel Aviv

Siempre voy por la vida diciendo «Odio esto …» «Lo odio a él o ella …». «Odio la vida», pero con el tiempo me di cuenta de que lo único que odio en la vida es a mí misma, no sé si estoy diciendo esto porque estoy en un mal momento en mi vida, o porque he estado triste últimamente, o porque no tengo a nadie, o porque he perdido algo en mí. Tal vez es porque perdí a todos mis amigos y con ellos la confianza que tenía en mí, pero no soy la misma persona que era hace meses, he cambiado, todavía no estoy seguro de si fue para bien o para mal, pero de lo único de lo que estoy segura es de que no, no me siento la misma, he perdido todo el amor, el respeto y la confianza que tenía en mí y sé que no estoy cerca de ser quién era antes, ni siquiera cerca.
Pienso demasiado en todo y dudo antes de tomar todas las decisiones, desde pequeñas e insignificantes hasta las importantes, como si fueran elecciones de vida o muerte, y estoy harta de eso; he hecho cosas por las que solía criticar a las personas y cosas que cuando las personas solían hacer me preguntaba «¿qué? ¿no se respetan a sí mismos?”, y ahora estoy allí, soy la que no tiene ningún respeto por sí misma, siento que he vendido una parte de mí, de mi alma, sé que es muy dramático, pero es sólo la forma en que me siento, esa no es la forma en que solía sentirme y no es la forma en que quiero sentirme.
Quiero ser feliz, comenzar a disfrutar todas las cosas que solía disfrutar de nuevo, tener amigos, no preocuparme por todo en la vida, poder bromear sin pensar que esa persona me odiará… quiero recuperar el amor que tenía por mí misma, recuperar la confianza y el respeto propio. Ya no quiero ser así.
Quiero volver a ser esa niña feliz y despreocupada ¿es mucho pedir?…
Quiero ser yo otra vez y estoy intentándolo y a veces incluso olvido que estoy intentando y es entonces cuando me pregunto «¿mi vida siempre será así?»
Y ahí es cuando me doy cuenta, NO, mi vida no será eternaente así, no lo puedo permitir, no me puedo permitir ser una persona negativa que deja que las cosas malas que le han pasado en la vida la definan, ya hemos pasado por eso y ya habíamos regresado a ser personas felices, ¿Por qué ahora iba a ser diferente?, no lo va a ser, así que poco a poco estoy regresando a ser yo misma, pero con cambios, porque nunca sobra ser mejor persona, empezando por dar segundas oportunidades, por verle las cosas buenas a las vida, por dejar la palabra “odio” afuera de mi vocabulario, por no dejar que nadie nunca me haga cuestionar mi valor o quién soy, por no dejar que nadie ni nada me haga dudar de mí misma ni de lo que puedo lograr, y yo sé que así poco a poco me voy a convertir en una persona feliz como lo era antes pero al mismo tiempo, mejor; porque no no me odio a mí, nada más era la perspectiva con la que veía la vida, pero en el momento en que dejas de ser tan negativa y cambias tu visión te das cuenta que al final no todo es tan malo como lo veías y lo pensabas antes.
Me di cuenta que sólo con cambiar tu forma de ver las cosas te puedas dar cuenta que no, ¡no estás sólo! y que siempre, SIEMPRE habrá alguien para ti, que no todo es tan malo como parece y que siempre, SIEMPRE hay algo que puedes hacer para salir de ese mal lugar en en que te encuentras, porque siempre te tendrás así, nunca vas a estar solo, por que siempre a tu lado vas a tener a la persona que más te quiere.
A ti.
Así que no, no me odio ni odio la vida, odiaba la situación en la que estaba así que la cambié y ahora soy más feliz de lo que imaginé que podía ser.

admin