El manicomio

Por: Totty

Una mañana normal el 15 de septiembre del 2019 Jaime estaba de camino a la escuela, Jaime es muy chaparro tiene pelo negro y ojos cafés, siempre se viste como si estuviera en el año 2002 el año en el que el nació, su mamá Anette es un poco chaparrita, tiene pelo güero y usa lentes.

Anette siempre está drogada, no le da un buen ejemplo a Jaime nunca le hace caso, Jaime ha estado independiente toda su vida.
– Ma, ya me voy a la escuela
– Ahhh, me traes jugo de limón- ordenó con voz borracha.
– Ma, ya deja de tomar, no tienes idea de lo que estás diciendo- dijo Jaime muy angustiado
– Ya déjame, yo hago lo que quiera- respondió Anette
Llegó Jaime a la escuela
– Hola Jaime- dijo Emily
– Hola- respondió Jaime
Emily es la amiga de Jaime es la única que lo ha apoyado.
Llegó la hora de la salida y Jaime fue a la calle a comprar pollo y regresó a su casa muy diferente, era una nueva persona completamente ya no era el que todos conocían, empezaba a alucinar muchas cosas, pareciera que le lavaron el cerebro o algo parecido, era muy extraño nadie sabe qué le hicieron ni qué le pasó, nadie sabe lo que está pensando, realmente parecía que en su mente había un mundo completamente diferente al que todos conocemos.
Cuando Emily se enteró y no sabía qué hacer, pidió ayuda pero nadie le respondió.
Una noche Jaime vio un bulto en su alfombra y cuando abrió no había nada y le contaba a Emily lo que veía y no le creía, le decía que estaba loco.
Jaime en el día cuando salía de su casa veía siempre hoyos negros en el piso y veía cómo la gente se caía y llegaba a el fondo de un volcán y ahí era imposible salir, el tenía mucho miedo de caerse ahí todo el tiempo estaba gritando y saltando para no caerse, el vivía con mucho miedo y por eso creían que estaba loco, le contaba a la gente lo que veía pero nadie le hacía caso, el necesitaba a alguien que sepa lo que estaba sintiendo. Esa noche volvió a ver el bulto en su alfombra otra vez lo abrió y no vio nada, las noches siguientes no vio el bulto, pero pasaron dos semanas y volvió a suceder pero ahora era diferente de lo que veía las noches anteriores.
En una noche oscura una carta llegó anónima invitando a Jaime a un manicomio para ayudarlo, Emily leyó la carta y inmediatamente lo llevó.
Cuando llegó ahí, conoció a mucha gente, ahí todos estaban locos, conoció a una niña llamada Rachel que pensaba que vivía en la luna, conoció a un niño llamado Michael que pensaba que era un niño muy chiquito y veía a gente que lo estaba pisando, también conoció a una niña llamada Regina y ella pensaba que era una sirena y que habían tiburones que la comían y conoció a mucha gente más y mucho mas loca.
En el manicomio todos podían ver lo que alucinaban los demás, solo los locos podían ver lo que alucinaban los demás. Pasaron meses después y todo seguía igual en el manicomio, hasta que un día a la hora de la comida algo extraño pasó empezaron a escuchar una voz fuerte que decía
– ¿Quizá se pregunten quién soy?- susurrando fuertemente
Nadie sabía de dónde venía esa voz, pareciera que venía del cielo
– Ustedes fueron elegidos para salvar el mundo
Todos se preguntaban ¿Para qué iban a salvar el mundo? o ¿De quien iban a salvar el mundo? Todos tenían muchísimas preguntas, la voz siguió explicando
– Yo fui el que les mandó alucinaciones para que se alejen de todos y yo les mandé las cartas para que vinieran aquí
– ¿De quién tenemos que salvar el mundo?- preguntó Rachel.
– Algo va a venir al mundo y ya no tenemos mucho tiempo todos vamos a morir si no ponen de su parte- dijo la voz muy preocupada
– ¿Pero por qué nos escogiste a nosotros?- preguntó Michael
– Porque lo que va a venir al mundo solo ustedes lo pueden ver, los escogí porque ustedes tienen mucha imaginación
– ¿En cuánto tiempo va a venir?- dijo Jaime muy preocupado
– Ustedes lo sabrán cuando sea la hora
Pasaron 2 semanas y nada pasó la voz no volvió a sonar y todo estaba igual pero al siguiente día en la madrugada escuchan que suena una alarma
– ALERTA ALERTA llegó la hora ALERTA ALERTA llegó la hora, muchas veces se repetía
Todos estaban muy asustados
– Soy yo otra vez, sonó la misma voz que la de la vez pasada
– Todos agarren sus armas
– ¿Dónde están las armas?- dijeron todos muy preocupados
– En la recámara principal
Todos salieron con sus armas y vieron millones de hombres disparando, destruyendo la ciudad y matando gente, la voz volvió a sonar
– Nadie le dispare al centro de los hombres porque se multiplican, solo le pueden disparar en la cabeza o en los pies para que se mueran- dijo la voz gritando
Todos estaban haciendo su mayor esfuerzo pero era muy difícil matarlos si la gente no los veía
– Todos evacuen esta zona, está muy peligrosa nos van a destruir- gritó Jaime a todas las personas. Todos se burlaron de ellos y dijeron -No hay nada, están locos.
– No es broma, háganles caso o sino todos van a morir- dijo la voz que salió del cielo
Todos de inmediato corrieron y se fueron a esconder. Después de 15 horas, al fin ganaron y los mataron.
Dijo la voz
– Muy bien todos los del manicomio, les agradezco mucho por lo que hicieron partir de ahora ya no van a ver más alucinaciones y podrán vivir su vida normal.
A l cuenta de 3 van a vivir su vida normal
– 1, 2, 3- contó la voz y hizo un chasquido y de repente un rayo de luz vino hacia ellos estuvo muy extraño y se empezaron a electrocutar, en eso Jaime volvió al día en que compraba pollo de camino a su casa.
– ¿Cómo esto pasó?- preguntó Jaime confundido.
Jaime vio su celular y vio que ese 15 de Septiembre del 2019 era el mismo día en que había ocurrido todo, el tiempo no corrió, era cómo si se había detenido. Pero aún así, Jaime se seguía acordando de todo lo ocurrido, en ese momento que supo que fue el mismo día, corrió rápidamente y se regresó a su casa para que no volviera a suceder.

admin