Acabemos con el machismo

Por: Colibrí

Era una mañana calurosa en una ciudad muy lejana. Ahí llegaban muchos camiones de carga. Un día bajando una caja que venía de Brasil se escucharon silbidos, un señor con su hijo iban paseando y el niño de pronto con mucha curiosidad se detuvo y le preguntó a su papá que si podía abrir la caja, su papá le respondió que claramente no porque no era suya. Los dos siguieron caminando.

El niño muy ansioso quería regresar a abrir la caja aunque sabía que no podía. Al niño no le importó, se fue corriendo y abrió la caja. Dentro se encontraba una criatura muy extraña: tenía plumas de colores, pequeña y se veía muy suave. Mientras el niño se iba acercando a la caja, la criatura se iba moviendo. El niño extendió su mano para tocarla pero de repente voló. Era un pájaro muy hermoso, el niño extendió su dedo y el pájaro se paró sobre él. En ese momento el niño se dió cuenta que el pájaro tenía algo especial. Descubrió que por el tipo de silbido que el pájaro era mujer. El niño se asustó porque en esa ciudad eran muy machistas con todo tipo de cosas y tenía miedo de que le pasara algo al pájaro. Se comprometió a cuidarla y protegerla. El niño le dijo al pájaro que se llamaba Mike y le preguntó su nombre, pero al parecer no tenía uno.
Al regresar a casa Mike estaba pensando cómo podría nombrar al pájaro, entonces fue cuando escuchó que un señor estaba gritando ¡Se venden malis!. Las malis eran una fruta dulce y colorida. Mike pensó que si el pájaro era de colores y dulce así que podía llamarla Mali, ‘tu nombre será Mali’ le susurró.
Cuando llegó a su casa Mike escondió a Mali de sus padres.
En la noche Mike pensó mucho como iba a poder quedarse con Mali, pero reflexionó que Mali debería ser libre, pero para serlo no podía vivir en una ciudad con machismo, entonces la iba a regresar a su lugar de origen que era Brasil.
Mike haría lo posible para acabar con el machismo para que Mali se pudiese quedar con él.
Se escondió esa noche en el camión para ir a Brasil y regresar a Mali para que pueda ser feliz.
Al llegar a Brasil Mike se encariñó tanto con Mali y se dio cuenta que no debe de haber machismo, porque las mujeres deben tener las mismas oportunidades y derechos que los hombres, también no por ser mujeres significa que no pueden cumplir sus sueños, no deben haber actividades sólo para los hombres o sólo para mujeres, así que Mike regresó a su casa con Mali para defender su ideología.
Al llegar a casa Mike habló de su secreto con sus papás y decidieron que juntos iban a hacer una campaña que consistía en dar pláticas para acabar con el machismo… Y espero que al final todos puedan concientizarse de este problema y hacer una diferencia en el mundo.
¡¡¡Acabemos con el machismo!!!

admin