No lo leas

Por: Luke

Hola soy Luke y les quiero contar lo que me sucedió el verano pasado. Todo empezó cuando mis papás se divorciaron yo me fui a vivir con mi mamá a la casa de la tía Amy en Michigan. Mi tía Amy es de esas tías súper cools que te llevan a conciertos y parques de diversiones y cuando ella se queda a cuidarte te deja cenar helado y hacer una fiesta. La verdad estaba muy triste y muy enojado por la separación de mis padres y cuando mamá me dijo que íbamos a vivir con la tía Amy me alegré un poco.

Al llegar a la casa de tía Amy salimos del coche y la tía nos hizo una bienvenida: nos compró regalos, a mamá le dio un nuevo bolso y a mi una Ipad, cuando me la dio me emocioné muchísimo y estaba ansioso por probarla. Subí a mi habitación a acomodar mis cosas y a desempacar y en eso escuché como si alguien me llamara, pero no me importó y seguí desempacando. Después mamá me llamó para cenar. Acabando de cenar mamá me dijo que vaya a conocer el vecindario. Estaba caminando y vi mucha gente rara. Había una señora con 564 gatos y un chavo con cuarenta piercings aproximadamente. De pronto vi a una niña guapísima y al verla me tropecé con la basura, ella corrió a ayudarme y me dijo que se llamaba Sam y que ella tambien vivía por aquí. Estuvimos platicando un rato hasta que se hizo tarde, me despedí y me fui a casa de tía Amy. A la mañana siguiente estuve jugando con el Ipad y la tía me llamó para desayunar. Estaba bajando las escaleras cuando de pronto escuché que sonaba el celular de mamá. Era papá y escuchaba que estaban peleando mucho. Mamá colgó el teléfono y le pregunté en la mesa qué es lo que estaba pasando, mamá me dijo que es mejor que no me metiese, pero yo sabía que algo me ocultaba. Me paré corriendo de la mesa salí corriendo y llorando de la casa y me fui al bosque. Ahí empecé a caminar y a jugar con mi nuevo Ipad y por estar tan distraído choqué con un árbol y me quedé inconsciente. Una hora después desperté y había un libro en el piso que decía no lo abras y muchas advertencias. El libro estaba cerrado con candado pero tenía la llave a un lado. Guardé el libro en mi mochila y me fui a casa aunque estaba muy enfadado con mamá. Al llegar mamá me llamó para cenar pero yo no quería bajar así que no bajé. Me metí a la cama y saqué el libro de mi mochila, leí todas las advertencias del libro y me dio igual por que lo abrí. Cuando lo hice salió como un viento del libro, fue algo extraño. Las páginas estaban en blanco entonces lo dejé en mi escritorio. Al dia siguiente lo abrí y ya no tenía las páginas en blanco, ahora contenía miles de animales fantásticos y muchos conjuros. Había uno para despertar a los muertos y otro para controlar la mente de alguien. La verdad ya me estaba empezando a asustar y decidí regresar al bosque y dejar el libro. En el bosque habían hadas y monstruos, cosas que no habían cuando fui la primera vez, así que dejé el libro y me fui corriendo. Al regresar a casa el libro volvió a aparecer en mi escritorio. Me di cuenta que algo raro estaba pasando en este lugar. Empecé a escuchar ruidos extraños en mi armario así que agarré la escoba y fui a ver qué es lo que estaba sucediendo. Cuando entré al armario había una especie de gnomo que medía como veinte centímetros. Cuando nos vimos gritamos, le pregunté qué que era y me dijo que era grenomo que era una especie combinada de gnomo combinado con gremblin y que su nombre era Gari. Le mostré el libro y gritó asustado. Me preguntó si lo había abierto y yo le contesté que sí. Se puso como loco, me empezó a preguntar mil cosas y yo le pregunté que si sabía qué estaba pasando. Él me explicó que es un libro muy antiguo y que todo lo que leyeras se haría realidad ya que lo escribió un hechizero hace más de mil años. Me dijo que lo devolviera al bosque ya que ese libro es muy peligroso. Me explicó que si quiero que el libro se vaya nesesito acabar con lo que empecé y el gnono desapareció en un instante. Al principio pensé que todo fue un sueño. Después a la mañana siguente fui al bosque y de camino me encontré a Sam y me preguntó que a dónde iba y le conté todo. Ella insistió en acompañarme. Íbamos caminando por el bosque y vimos una parte bellisima y ahí se encontraban unas hadas. Las miré y las saludé. Ellas no gritaron y nos invitaron a tomar el té con ellas y accedimos. Se empezaron a secretear y me dijieron que yo soy el elegido. Me contaron que hay una profecía milenaria de años de que algún Luke vendría y detendría al hechicero. Nos contaron que el bosque tiene dos lados: el de luz y el de oscuridad. El hechicero era del lado de la luz hasta que un día se convirtió en pura maldad y que había que detenerlo. El hada me dijo que tengo que vencerlo en una batalla y que tengo que encontrar el bastón encantado, pero que será casi imposible por que se rompió en tres pedazos y se perdieron en el bosque. Me dijo que vaya con los ogros ya que ellos tenían el mapa. Nos fuimos con los ogros, ellos vivían en una cueva. Entramos y los ogros estaban a la mitad de una cena. Uno de ellos nos dio la bienvenida a la fiesta.Al decirles quién soy hicieron una expresión de asombro. Uno de ellos dudó si yo era Luke el elegido así que saqué el libro de mi mochila y todos se arodillaron y me llamaron amo. Me dieron el mapa y me dijeron que primero tengo que ir a la casa de los tres osos y que allá iba a hallar un pedazo de bastón. Después debía entrar al otro lado del bosque e ir al lago de las sirenas pero me alertó ya que eran malignas.Me dijo que todo lo que estaba del otro lado del bosque era el lado oscuro. Me indicó que el último fragmento del bastón estaba en la casa de Medusa , nos advirtió que no la mirásemos fijamente a los ojos . Después de una larga caminata llegamos a la casa de los tres osos. Abrimos la puerta y los osos estaban cantando. Eran uno bebé, otro mediano y otro grande. Dentro de la casa habían muchos árboles y vi que en una rama estaba una parte de el bastón. Sam distrajo a los osos mientras yo pasaba por la rama.Sam empezó a bailar con ellos y yo corrí y tomé el pedazo. Corrimos y fue muy fácil pero sabíamos que lo que seguía no lo sería. Entramos al lado negro y pasé por una telaraña. Escuché unos cánticos y vi una sombra gris en la piedra.Vimos alrededor de dieciocho hermosas sirenas, empezaron a cantar y me estaban jalando hacia el lago hipnotizándome. Sam las pateó para que me soltasen y vimos que en la corona de una de las sirenas estaba el pedazo de bastón.Sam tenía una gran idea. Yo debía dejarme llevar y hundir en el lago con las malvadas sirenas mientras ella tomaba el bastón. Lo que hicimos fue peligroso pero lo logramos, aunque vimos los horribles colmillos de las sirenas enojadas mientras nos llevábamos su tesoro.Sólo nos quedaba ir a la casa de Medusa. Vimos un jardín lleno de estatuas. Nos escondimos hasta que Sam estornudó y Medusa volteó y nos gritó que saliéramos. Sam volteó a ver la ropa de la horrible villana y me dijo que el ultimo fragmento estaba en su bolsillo derecho. Sam corrió y me lo aventó. Sam miró los ojos de Medusa y se convirtió en piedra. Corrí lo más rápido que pude y me solté a llorar en medio del bosque ya que había perdido a Sam. No quería seguir con esto pero un pájaro pasó y me pidió que no me rindiera. Uní los tres pedazos y se convirtió en el bastón encantado de nuevo. Leí un conjuro del libro para invocar al hechicero. Lo invoqué y salió para pelear. Todo el bosque estaba mirando nuestra pelea, era magia de luz contra magia negra. Lo golpeé con el bastón y él me lanzó una bola de fuego hasta que me enojé y con el bastón le di un a vuelta y se lo clavé. Yo había ganado. Todos me agradecieron y se arrodillaron ante mí. Sam ya no era de piedra y la abracé. Al regresar a casa Sam y yo nos separamos. De pronto vi a Sam a mi lado de nuevo. Estaba confundido de lo rápido que se movía mi amiga.Sam me había contado que estuvo todo el día en su casa.Le conté de nuestra aventura y no entendía.
Cuando vi a otra Sam a un lado de mi amiga me di cuenta de mi error. Con maldad escuché decir a la “falsa” Sam:
-¡Gracias por liberarme, tonto!

admin