El sueño

Por: Hanna

¡Aaaaaah!
Juan y sus mejores amigos escuchan un grito, van a ver qué pasó y aparece una mujer muerta.
Pero antes de seguir, déjenme contarles que hoy en día, en el 2100, los humanos no hacen nada, se la pasan en sus aparatos electrónicos y ahora sus trabajos los hacen los robots.
Sí, cada persona tiene su robot idéntico, que es quien hace todas las labores que le corresponderían a los humanos.

La policía por fin llegó a donde está la mujer muerta y se la llevan, pero la investigación no avanza para ver qué sucedió con la muerte de la mujer y quién es el responsable.
Entonces a Juan se le ocurre una idea de resolver el misterio con sus amigos ya que a nadie le importa y pareciera que ni se entraron.
Empiezan investigando a las personas que estaban en la zona del crimen, al parecer nadie se había dado cuenta del hecho, entonces solo les decían lo que estaban haciendo a la hora que pasó y también le preguntaron a los robots de las personas.
Todos estaban ocupados en su celular y los robots haciendo los trabajos de sus dueños.
Regresaron a la escena del crimen y notaron algo raro: cables y que no había sangre…
-¡Ya sé que pasó! -dijo Juan.
-¿Qué ha pasado? -le preguntaron sus amigos y Juan les empezó a decir que el supuesto cadáver no era de una persona, se trataba de un robot.
-Tienes razón, dijo Valeria, pero los robots no tienen sentimientos.
-¿Ccómo pudo haber gritado? -dijo Mark.
¿Qué pasa si fue planeada esta muerte? -Dijo Valeria.
-¿Cómo que planeada? -preguntó Mark.
-Sí, que la supuesta persona que murió y la que la mató planearon hacer el asesinato.
-¡Aaah! -dijo Mark- pero ¿Para qué harían esto?
-No lo sé -dijo Juan, eso es lo que tenemos que investigar.
Al siguiente día buscaron al humano del robot, fueron busqué y busqué y la encontraron en un café, se dirigieron hacia ella y la saludaron.
-Hola señorita ¿cómo está?
-Hola niños, bien ¿y ustedes? -le contestaron que bien también. La señorita les preguntó que si necesitaban ayuda y le contestaron que solo le tenían que preguntar algunas cositas. La señorita le dijo por supuesto siéntense, la primera pregunta es ¿cómo se llama? La señorita les contestó me llamo Rosa.
Bueno Rosa la segunda pregunta es ¿por qué está su robot muerto? La señorita dijo ¿cómo supieron que no era un humano?
Había cables y no sangre en la escena del crimen.
Bueno les cuento todo, estoy tan harta de que nadie hace nada y las personas solo conviven con sus aparatos electrónicos. Entonces quise aparentar que mi robot me había matado para generar miedo de que los robots son malos, tal vez así ya no existirían.
De repente Juan se despertó de su sueño vio su robot y gritó ¡aaaaahhh ayuda!

admin