Oda a la muerte

Por: Juan Verde

Sufriendo a cantaros
Con seres llenos de amor
La sombra atormenta
Y la habitación se inunda.

Un sentimiento con víctima
Un crimen sin móvil
Un asesinato sin culpable
Un cadáver sin alma.

¡Oh muerte!, su alma asciende
¡Oh sombra!, un alma liberada
¡Oh tormento!, un alma sin celda
¡Oh muerte!, una celda vacía.

Muerte, que nos atormentas
¡Oh Muerte!, que salvas a los justos
Muerte, que castigas a los injustos
¡Oh muerte!, sálvame, que fui justo.

Elévame bajo tu manta oscura
Marca el camino con mi sangre
Seguiré el camino rojo marcado para mí
Condúceme a donde consideres.

Un crimen sin víctima
Un juicio justo
Con pena de muerte, enjuíciame
Pero enjuíciame con justicia.

Mi celda bajo la tierra
Piedras por donde viví
Abajo de mi alma
Encerrado en ese cuerpo.

Celda sin motivo
Sufrimiento sin razón
Muerte sin deber
Libertad sin conceder

admin