El Reino Hundido

Por: Ángela

En el año de 1641, existía un reino en el cual, habían un rey y una reina llamados Richard y Evelyn.
Vivían en un palacio y tenían dos hijas, una llamada Carlota que era la grande, ella tenía 14 años y Stella que tenía 12 años. Esa familia era muy unida y ayudaban mucho al pueblo, no existía la pobreza y todos eran muy felices y alegres.

En aquel tiempo no existían los celulares ni los supermercados, cada quien tenía su cosecha y todo se manejaba por cartas o correspondencia que se enviaba de pueblo a pueblo.
Todos los domingos se festejaba el día de la cosecha. Se celebraba al pueblo con comidas hechas en la cocina del reino, la gente cantaba y bailaba, todos festejaban, era un día muy especial.
El pueblo se vestían con sus mejores galas, era un día en el que todos eran felices, olvidaban todas sus preocupaciones y festejaban en armonía.
Un domingo, Carlota y Stella acompañaron a las empleadas del palacio por la cosecha para la comida del festejo. Pero ese día era el cumpleaños de Stella que era el 21 de octubre entonces hicieron doble festejo. Cuando Stella y Carlota fueron por la cosecha notaron algo extraño, el viento soplaba más fuerte, las hojas de los árboles se empezaron a poner de un color extraño.
El camino para llegar a la cosecha era cerca del mar poniente. Era un camino largo, tenían que irse el sábado en la tarde para regresar el domingo en la mañana. Iban caminando, y cada vez el camino estaba más seco y más raro, todo estaba totalmente diferente a otras veces. Se estaban acercado cada vez más a la cosecha y de repente “ZAS” se escucha un ruido.
Un árbol se cayó y no pudieron continuar con su camino entonces se fueron por otro camino más largo. Carlota se quedó tranquila, no pensó que algo más podía pasar.
Un par de horas pasaron y llegaron a la cosecha que estaba a un lado del mar poniente. De repente, el mar se empezó a ir para atrás y una ola gigante las revolcó y se hundieron. La gran ola llegó hasta el pueblo y todo mundo quedó debajo del agua.
Sólo unos pocos que lograron huir porque subieron a montañas, contaron la historia al resto del mundo de cómo ese pueblo desapareció, uno de los días que la princesa iba a la cosecha para celebrar un domingo su cumpleaños.
Hay personas que dicen que el reino sigue existiendo debajo de ese mar y que cada domingo las olas se hacen más fuertes, parecería que los aldeanos siguen festejando en la misma fecha. En diferentes pueblos, la leyenda sigue existiendo y se dice, que el día en que Stella cumpliría años, cada 21 de octubre, en la zona del bosque, se escuchas voces entre los árboles, de gente festejando. Esas voces parecen venir del más allá y las olas del mar aumentan su intensidad.

admin