¿Sueño o realidad?

Por: Danu
Me desperté con un dolor de cabeza insoportable, no sabía dónde estaba. Traté de recordar, y de repente todo vino a mí: bolas de fuego, vientos muy fuertes y lluvia ácida. No quedaba ninguna duda, alrededor de mí no había nadie y todo estaba destruido… efectivamente, soy la única persona viva en este lugar.
Sin embargo, eso no es lo que me preocupa, puedo conseguir comida, ropa y un techo en el cual dormir fácilmente.

No voy a robar, ya que lo que necesito para vivir ya no le pertenece a nadie. Lo que realmente me preocupa es quién me va a quitar mis braquets, definitivamente yo no puedo hacerlo sola y no quiero morir con ellos, esa ha sido mi peor pesadilla durante ya 2 años.
Eso es lo primero que voy a hacer, voy a ir en busca de un ortodoncista. Ya que no tengo mucho que hacer aquí, me voy a ir hoy mismo, después de reunir provisiones para el viaje más importante de mi vida.
Después de conseguir todo lo que necesitaba decidí que el Oeste del país era la parte menos afectada y por lo tanto me dirigí hacia allá. Viajé día y noche hasta que de repente lo escuché, en mi lado derecho se podía escuchar un grito de ayuda. Yo corrí para ver quien era y mis ojos se iluminaron al verlo, a mi derecha se veía un piloto que iba a solucionar todos mis problemas. Él me llevaría lejos del desastre, al otro lado del mundo.
El piloto llamado Pablo entendió mi situación y decidió ayudarme. Por lo tanto, 15 horas después ya estábamos aterrizando en Londres. Pero, en vez de encontrar una hermosa ciudad, solo encontramos destrucción. Yo entré en pánico y empecé a buscar desesperadamente señales de vida. De repente volví a escuchar un grito de ayuda, pero esta vez viniendo desde mi lado izquierdo. Corrí para averiguar quién era y cuando estaba a punto de hacerlo… escuché alguien con la voz de mi mamá decir:
-Judy ya despiértate, se te hace tarde para ir a la cita con el ortodoncista.
Yo, muy confundida abrí los ojos y descubrí que estaba acostada en mi cama durmiendo. Me quedé en shock, mi sueño parecía tan real que si no fuera porque me acababa de despertar, diría que este era el sueño.

admin