Un pequeño detective en marte

Por: El colmo de Holmes

Wanda Holmes hija de Sherlock Holmes era candidata de la N.A.S.A para ir a Marte en el año 3000, siglo XXXl. Ella se esforzó mucho en los exámenes y pruebas que le hacían. Se casó un año antes de que se ofreciera como astronauta. Se esforzó mucho en pruebas y exámenes, ya que quería y ansiaba tanto ir a Marte… Un mes antes de que llegara el día para ir a Marte se dio cuenta de que estaba embarazada, así que fue al médico, el cual le dijo que su bebé nacería prematuro de ocho meses, lo cual significaba que coincidiría con el día del lanzamiento al terreno marciano. A ella no le importó porque ansiaba ese día. Como era una persona muy perseverante, no iba a dejar que una dificultad se interpusiera en su camino. Llegó el día para ir a Marte, todos los astronautas estaban poniéndose los trajes y Wanda se dio cuenta que el traje espacial no le quedaba debido al embarazo, pero como ella siempre buscaba una solución para todo, fastidió hasta el cansancio al encargado para que le diera un traje un poco más grande. Al abordar la nave, el jefe de la N.A.S.A. los estaba esperando para despedirse de ellos, cuando notó algo raro en el traje de Wanda, la cual estaba casi rezando para que no la descubriera. Entonces le dijo que tenía algo atorado en el casco, ya estaba más tranquila. Dentro de la nave que la llevaría a Marte sintió unos leves dolores, los cuales ignoró por completo pensando que se debía a los nervios. En la nave uno de sus pasatiempos era pensar en qué nombre le pondría a su bebé, hasta que por fin decidió que le pondría Obi. Una semana después, la nave llegó a Marte y cuando la nave logró bajar en Marte, el cual ya estaba un poco colonizado, los astronautas se preparaban para bajar cuando Wanda sintió unos dolores tremendos. Preguntó a los demás astronautas si alguien de ahí era médico y afortunadamente uno lo era, así que la ayudó con el parto. Como su bebé nació en Marte, debido a las condiciones climáticas de Marte no podía regresar a la Tierra.
A los seis años de edad, su madre le trajo a Obi de regalo de cumpleaños una televisión de la Tierra. De casualidad, una vez vio una película de Sherlock Holmes y le encantó el tema de acción y misterio a la vez. Así que todos los dias en la mañana marciana veía los programas de detectives y así aprendió muchas técnicas de descifrado de mensajes en código en las cartas de los delincuentes, técnicas de interrogación y muchas otras cosas para ser detective. A menudo jugaba con los astronautas a ser un detective excepto por dos astronautas que vivían aislados de todo y no querían saber nada de nadie. Esto se le hizo sospechoso a Obi porque todos los astronautas se llevaban bien con él, menos esos dos, como si quisieran esconder algo o esconderse de alguien. Un día paseaba por el parque marciano cuando divisó una carta de lejos y pensó para sí: “esta es mi oportunidad de demostrar mis habilidades como detective.” Corrió hacia ella para recogerla y la abrió pero era de una persona que le mandaba saludos a su primo. Se estaba desalentando cuando vió una segunda carta que cual decía :

Daniel:

Solo te voy recordando que vamos a ir a tomar una cerveza oro con los banqueros de Estados Unidos en una semana, cuando lleguemos a la Tierra y te digo que vamos a tomar mucha. A Obi se le hizo muy fácil descifrar la carta y llegar a su oscuro significado. Gracias a sus habilidades de detective pudo reconocer el verdadero sentido de la carta que significaba:
Daniel:
Solo te voy recordando que vamos a ir a robar el oro del banco nacional de Estados Unidos y te digo que lo vamos a robar todo. Cuando Obi decidió ir a avisarle a alguien, el astronauta que había enviado la carta, encerró a Obi en una celda de energía donde era casi imposible de escapar y le dijo que transmitirá el mensaje a Daniel en persona y que no podía hacer nada para impedirlo. Cuando escuchó la voz de aquel astronauta se dio cuenta que era uno de los dos que nunca jugaban con él y sus sospechas fueron confirmadas. De pronto oyó que algo le decía “Obi, tú puedes hacerlo solo, recuerda tus habilidades de detective.” En ese momento su instinto de detective despertó después de algunos días de estar encarcelado. Después de eso recordó que su madre le había dicho que las celdas de energía tienen un núcleo de energía por debajo, así que Obi, con una navaja de emergencia que le había dado su madre, arrancó la tapa de protección del núcleo de energía para después romper el cable principal de este y salir de la celda. Cuando el astronauta vio esto, despegó su nave a toda velocidad, pero Obi se coló en la nave del astronauta sin que se diera cuenta. Cuando el astronauta ingresó en la base espacial de la NASA para recargar combustible, Obi los atrapó para arrestarlos. Cuando la N.A.S.A. se enteró de lo que querían hacer estos dos, los mandó a una prisión de alta seguridad en Chicago, el banco se salvó. Así atraparon a dos delincuentes haciéndoles caer en la justicia y todo por un pequeño detective en Marte. Después, cuando Obi era más grande, hizo una película llamada “Obi Holmes, el detective marciano”, inspirando a más niños a seguir sus sueños y dando a entender que todo es posible.

admin